Una madre que sufría una infección estomacal, murió repentinamente en unas vacaciones familiares

muerte por alcohol

Una madre que llevaba varios días padeciendo un virus estomacal murió repentinamente mientras estaba de vacaciones con su familia en un parque de vacaciones. Eleanor Rees, de 35 años, sufría problemas de salud mental y tenía dependencia del alcohol, eso derivó en su muerte.

La mujer no se sentía bien antes de que la familia se dirigiera al parque de vacaciones de Trecco Bay, en Porthcawl (Gales). Pero cuando llegaron al parque de caravanas su estado se deterioró rápidamente y murió, informó WalesOnline.

Las vacaciones familiares que terminaron en tragedia

Eleanor había informado que no se sentía bien. Su pareja, John Davies, se había convertido en su principal cuidador, ya que ella sufría de varias enfermedades como ansiedad, trastorno bipolar, trastorno dismórfico corporal y también era alcohólica, se dijo en el Tribunal Forense de Pontypridd.

La pareja se había ido de vacaciones con la hija de ella y su hijo. El Sr. Davies dijo que a veces la Sra. Rees, de Swansea, bebía dos latas al día o tal vez una botella de vino durante la noche, pero otras veces variaba.

«Dependía de su estado mental», dijo.

La inestabilidad emocional de la madre inició en su último parto

El Sr. Davies agregó que ella también comenzó a desarrollar problemas con su cuerpo después del nacimiento de su hijo.

Dijo: «Ella lo encontró difícil. No le gustaba su forma de ser después del embarazo. Había veces que tomaba laxantes porque se sentía con sobrepeso.

«Incluso cuando tenía una talla 8, hubo un momento en el que bajó a una talla 6 y le dije: ‘basta, por favor, deja de hacer esto'».

Según la investigación de las autoridades, antes del viaje al parque de caravanas, la Sra. Rees no quería ir debido al malestar estomacal y no le pareció extraño debido a su ansiedad.
Durante el viaje en coche el 4 de marzo, ella parecía estar bien, pero cuando llegaron al parque de caravanas se quejó de estar cansada y no quería comer nada.

Al día siguiente permaneció en cama y se llamó a los servicios de emergencia cuando se deterioró.

La muerte de la madre

Una declaración leída en nombre de la hija Eleanor Ress dijo: «Creo que puede haber sido entre las 16:30 y las 17:00 horas, llamé a mi abuela porque estaba preocupada por mi madre.

«Estaba haciendo unos ruidos extraños que nunca había oído antes. Nunca había oído algo así de ella, así que me estaba preocupando».

Más tarde, el Sr. Davies volvió al dormitorio para ver cómo estaba su compañera, y llamó a los servicios de emergencia porque ella no parecía estar bien.

En la investigación se dijo que le preguntó a su hija: «¿Te parece que mamá está bien?»

Describiendo el aspecto de la Eleanor en ese momento, el Sr. Davies dijo: «Podía sentir su mano bastante fría y húmeda. Pude ver que su mano se volvía azul. Pude ver que sus labios estaban azules. En ese momento ella estaba respirando».

A pesar de la ayuda de los servicios de emergencia, la Sra. Rees murió esa noche.

El historial clínico de la madre develó lo peor

El historial médico de la Eleanor Rees revelaba que se le había diagnosticado trastorno bipolar, trastorno límite de la personalidad, ansiedad y se sabía que era dependiente del alcohol.

La Dra. Heather Cowie la describió como una persona «muy ansiosa», y la psicóloga clínica Dra. Manon Griffiths también se hizo eco de estos pensamientos. La Dra. Griffiths, que había trabajado con la Eleanor Rees para apoyarla en su salud mental, dijo: «Creo que teníamos una muy buena relación. Le resultaba difícil aceptar su propio cuerpo. Nunca se sintió comprendida. Pasó por su edad adulta y sus años de juventud sintiendo que no era comprendida. Admitió que bebía más».

La Dra. Griffiths dijo que «habían discutido ideas sobre cómo tratar de combatir sus problemas con el alcohol, pero ella fue honesta al respecto cuando estaba luchando».

Cuando la policía llegó al lugar de los hechos, los agentes confirmaron que no había circunstancias sospechosas y que la Sra. Rees no parecía estar herida de ningún modo.

El patólogo Dr. Maurizio Brotto dijo en la investigación que las pruebas sobre la causa de la muerte parecían coincidir con una fatalidad derivada de una cetoacidosis relacionada con el alcohol.

Las autoridades determinaron la muerte relacionada con el alcohol

Eleanor Rees, apenas comió o bebió, aparte de un poco de agua, en los días previos a su muerte debido al malestar estomacal, lo que habría tenido un impacto.

El Dr. Brotto dijo en la audiencia que si se hubiera llamado a una ambulancia entre el domingo y el lunes por la mañana, habría sido posible que la Sra. Rees tuviera una oportunidad de sobrevivir.

El juez de instrucción David Regan aceptó que la muerte se ajustaba a los signos de «cetoacidosis fatal» como resultado de la abstinencia de alcohol, pero dijo que el Sr. Davies no mostró ninguna negligencia como cuidador.

El Sr. Regan dijo: «Acepto como una conclusión de hecho que el Sr. Davies fue aconsejado para llamar a una ambulancia por el Dr. Griffiths. El Sr. Davies no es un médico.

«Él había buscado otra asistencia llamando a la Dra. Griffiths aunque no siguió su consejo. Voy a registrar una conclusión de que Eleanor tuvo una muerte relacionada con el alcohol».

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
toyboy egipcio

Una abuela británica, de 82 años, pasará la Navidad «entre las sábanas» con un toyboy egipcio, de 36 años

conductor salva anciano

Un conductor de Meals on Wheels salva la vida de un anciano tras encontrarlo tirado en el suelo