Una madre irrumpe en una comisaría con un cuchillo para apuñalar al hombre que violó el cadáver de su hija

david fuller

Con un cuchillo en la mano y la rabia en su mente, una madre devastada irrumpió en una comisaría para apuñalar al hombre que violó el cadáver de su hija.

Una madre irrumpe en una comisaría con un cuchillo para apuñalar al hombre que violó el cadáver de su hija

La madre, Nevres Kamal, reveló el momento en que las autoridades le informaron de cómo habían violado a su preciosa hija de 24 años, Azra Kamel, tras su fallecimiento. Tras ser informada del incidente, Nevres corrió a la cercana comisaría de Colindale, en el norte de Londres, para apuñalar al monstruoso agresor de su hija, David Fuller.

Invadida por una furia desbordante, la madre cogió un cuchillo y salió corriendo para «castigar» al enfermo necrófilo, que violó tres veces el cuerpo de Azra mientras éste permanecía en la morgue de un hospital.

«Mi único pensamiento fue: ‘No se va a librar de esto'», dijo Nevres. «Me acababan de decir que la había violado en el hospital cuando estaba muerta. Era incomprensible. Sentí que tenía que tomar las cosas en mis manos: encontrarlo, castigarlo. Soy su madre».

Hace menos de un mes, las autoridades fueron a la casa de Nevres y le contaron los incidentes ocurridos mientras el cuerpo de Azra estaba en la morgue del hospital. Entonces salió corriendo de la casa con un cuchillo, pensando que encontraría a Fuller en la comisaría cercana,
«Si le hubiera encontrado, estoy segura al 99,99% de que le habría clavado el cuchillo en el corazón porque él me había clavado el mío. La idea de que la violara, de que le tocara el pelo, de que le tocara la piel…» dijo Nevres.

«Pero cuando me dirigí a la comisaría, se desató el infierno. Los agentes de policía parecían surgir de todas partes. Me esposaron y me tiraron al suelo ocho o nueve de ellos. Los dos agentes que habían acudido a la casa habían llamado por teléfono diciendo que yo andaba con un cuchillo. Pero los policías que me detuvieron no sabían lo que había pasado. Yo lloraba: ‘Mi hija fue violada en el hospital y está muerta’. Me miraban diciendo: ‘¿Esta mujer necesita ayuda psiquiátrica?’«.

Mientras le leían sus derechos, Nevres recuerda haber gritado: «¿Qué están haciendo? Tengo que poner fin a esto. Nadie está violando a mi hija. Yo soy su madre. Estoy aquí porque busco a Dave. Tiene que ser castigado».

Los agentes mantuvieron a la madre en una celda durante unas 34 horas, pensando que podría acabar haciéndose daño. Los policías se ablandaron con ella una vez que se enteraron de lo que le había pasado a su hija, y Nevres fue finalmente puesta en libertad.

Lo que Nevres no sabía cuando se marchó a la comisaría era que Fuller estaba detenida en otro lugar. En noviembre de 2021, Fuller se declaró culpable de cometer ataques sexuales a cadáveres de mujeres en el mismo depósito de cadáveres en el que trabajó de 2008 a 2020. También admitió haber matado y luego agredido sexualmente a otras dos mujeres en 1987.

LEA TAMBIÉN

La policía encuentra a la madre de un bebé ocho meses después de que éste fuera abandonado en un parque

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
indigente y perro

Un indigente elige a su perro en vez de una vivienda y una importante cirugía: «No voy a renunciar a él»

calendario bomberos

Vuelve el Calendario de los Bomberos Australianos y está que arde, recaudando dinero para la caridad