En India una madre queda con horribles cicatrices después de que su marido le arrojara ácido a la cara ‘porque consiguió un trabajo’

mujer acido

Una madre ha quedado con horribles cicatrices y respirando a través de un tubo después de que su marido le arrojara ácido a la cara en venganza por haber conseguido un trabajo.

Madre queda con horribles cicatrices después de que su marido le arrojara ácido a la cara

Zakira Ali Sheikh, originaria de la India, aceptó un puesto de trabajo a tiempo parcial fabricando jabón después de que su marido Roobab se negara a ir a trabajar como conductor de autorickshaw, dejándoles sin dinero para alimentar a sus dos hijos.

El marido, furioso, la acusó de insultar su honor y, tras cerrar las puertas de la casa para que nadie pudiera ayudarla, le arrojó ácido a la cara.

Ella dijo: «Gritaba de dolor, pero pasaron 10 minutos antes de que mi hermano pudiera entrar a ayudarme. El dolor era insoportable».

El ataque ha dejado a Zakira con un dolor insoportable y ciega de un ojo, mientras que el otro está cerrado desde el incidente a principios de noviembre.

La madre de dos hijos se encuentra actualmente en un hospital de Mumbai y se le ha insertado un tubo en el cuello para que pueda respirar.

Se ha creado una página de recaudación de fondos para pagar su tratamiento.

El coste de la intervención quirúrgica que necesita es de 2,5 millones de INR, es decir, 29.090 libras esterlinas.

Ria Sharma, de la ONG Make Love Not Scars, la organización sin ánimo de lucro que está detrás de la recaudación de fondos dijo que ya habían recaudado más de 11.000 libras.

Zakira se encuentra en estado crítico y necesitamos recaudar fondos lo antes posible.

«Esperamos que la gente que simpatiza con ella nos ayude».

LEA TAMBIÉN

Un cirujano podría haber infectado a dos mujeres que murieron por herpes

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
e8iegpxvoauxaqu

Jessie J sufre un aborto involuntario tras elegir «tener un bebé por mi cuenta»

juego del calamar 1

Condenan a muerte a un hombre por introducir ‘El juego del calamar’ en Corea del Norte