Elizabeth Hunter: la mujer que descubrió que creció en una secta tras hablar con su terapeuta

ELIZABETH HUNTER

Una superviviente de una secta ha hablado de su infancia fuertemente restringida, en la que sus padres supuestamente la ataban junto a su hermana para asegurarse de que ambas obedecían sus estrictas enseñanzas. Elizabeth Hunter creció en el Instituto de Principios Básicos de Vida, una organización cristiana establecida en los Estados Unidos en 1961.

Hablando en la serie de YouTube «Sin Filtro» de LadBible, Liz describió su experiencia al comenzar la vida dentro del instituto y afirmó que fue expuesta a prácticas de culto por sus padres.

Elizabeth Hunter descubrió que se crio en una secta

Elizabeth describió cómo creció sin la mayoría de los lujos típicos asociados a la vida en el siglo XXI, incluyendo la televisión, la música y el maquillaje.

A continuación, Liz explicó que la religión era fundamental para las creencias del grupo y recordó que se esperaba que los niños leyeran la Biblia todos los días y que la educación girara en torno a las enseñanzas del libro sagrado.

También existía la expectativa del matrimonio en la cabeza de Liz desde una edad temprana, y dijo que tan pronto como cumplió los 17 años, esperaba encontrar un compañero de vida masculino sin salir o coquetear con los hombres.

«Todas mis habilidades para la vida se referían a cosas que tenía que hacer para ser una buena esposa», explicó.

La extraña forma de vida de la familia

La jerarquía de la organización se formó con Dios en la cima, seguido por el padre de Liz, y luego su madre.

«Está Dios, tu padre y luego tú. Así que si haces algo que se salga de las instrucciones de tu padre, entonces Dios ya no te protegerá; y podrías estar expuesta a todo tipo de peligros», sugirió.

Así que, incluso cuando cayó enferma, Liz describió cómo su madre se había preguntado qué había hecho mal, asumiendo que debía haber hecho algo que molestara a Dios.

Finalmente, Liz pudo ir a la universidad; y fue durante su estancia en el mundo exterior cuando se dio cuenta de lo restringida que había sido su infancia.

El desarrollo social

Al no encajar del todo en la existencia típica de sus compañeros, Elizabeth empezó a asistir a terapia, cuando le contó a su terapeuta la historia de cómo sentía que había fallado a su hermana porque ella estaba a cargo de su vida.

Y, cuando el terapeuta de la superviviente le preguntó por qué sentía esto, Liz respondió: «Bueno, mis padres siempre me dijeron que mi trabajo era asegurarme de que ella obedeciera las reglas».

«Entonces, cuando mi hermana se negaba a salir conmigo y se escapaba de la habitación cuando yo debía vigilarla, mis padres nos ataban con una cuerda para que estuviéramos siempre juntas y yo pudiera asegurarme de que obedeciera».

La mujer se desahogó con el terapeuta

El terapeuta de Elizabeth Hunter estaba comprensiblemente conmocionado por el relato y, para sorpresa de Liz, tranquilizó a su clienta al decirle que lo que había vivido equivalía a un abuso infantil.

«Por primera vez me di cuenta de que lo que había sucedido era un abuso infantil y de que las creencias religiosas de mis padres no eran sólo creencias religiosas, sino que en realidad eran ideas dañinas de una secta«, explicó.

Ahora, la superviviente de la secta ha creado un canal de TikTok donde comparte detalles de su vida. Y, también ha escrito una novela de fantasía para jóvenes adultos.

LEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento en el que una mujer ucraniana se enfrenta a las tropas rusas: «¿Qué chingada hacen en nuestra tierra?»

Momento en el que una mujer ucraniana se enfrenta a las tropas rusas: «¿Qué chingada hacen en nuestra tierra?»

Vitaliy Skakun, el soldado ucraniano que se hizo estallar con un puente para detener el ataque ruso

Vitaliy Skakun, el soldado ucraniano que se hizo estallar con un puente para detener el ataque ruso