El jurado escucha las «estremecedoras» grabaciones secretas de un niño de 2 años que fue golpeado semanas antes de morir

nino de 2 anos asesinado

Kyrell Matthews, un niño de dos años, presentaba 41 fracturas de costillas, así como una hemorragia interna y un corte de cuatro centímetros en el hígado antes de morir. Su madre, Phylesia Shirley, y su ex pareja, Kemar Brown, niegan haber cometido el asesinato.

El jurado escucha las «estremecedoras» grabaciones secretas de un niño de 2 años que fue golpeado semanas antes de morir

Una mujer acusada de asesinar a su hijo de dos años grabó inadvertidamente a su novio coacusado, que supuestamente golpeaba al pequeño, en unas grabaciones de audio «desgarradoras» que se reprodujeron ante el jurado.

A Kyrell Matthews, que no hablaba, se le encontraron 41 fracturas de costillas en el momento en que murió en octubre de 2019, así como una hemorragia interna y un corte de cuatro centímetros en el hígado.

Los fiscales dicen que Kyrell fue golpeado repetidamente por su madre Phylesia Shirley, de 24 años, y su entonces pareja, Kemar Brown, de 28 años, durante varias semanas, con grabaciones de audio secretas que capturan la supuesta violencia.

En una de las grabaciones, se oye a Brown decir «tienes que arruinar la diversión» durante una agresión en el piso de una habitación de Shirley en el sur de Londres, según los fiscales.

La pareja niega el asesinato

Se dice que Shirley realizó las grabaciones telefónicas encubiertas en su piso de una sola habitación para comprobar si Brown estaba contactando en secreto con otras mujeres.

El fiscal Edward Brown QC dijo a los miembros del jurado en Old Bailey: «Kyrell tenía las costillas aplastadas o rotas por golpes en las cuatro semanas anteriores al 20 de octubre. Al menos uno de los acusados infligió claramente un número significativo de lesiones en al menos cinco incidentes separados en las cuatro semanas que precedieron a

la muerte de Kyrell».

«El dolor y la angustia en esas cuatro semanas en las que fue maltratado se puso de manifiesto de forma vívida en esas desgarradoras grabaciones. El 20 de octubre, sus costillas fueron aplastadas una vez más – eso lo mató», agregó.

La policía encontró más tarde los archivos de audio secretos en el teléfono móvil de Shirley, que eran aparentes intentos de la madre por atrapar a Brown siendo infiel, pero que inadvertidamente capturaron el abuso, dijo la fiscalía.

Incluían múltiples archivos de audio en los que parecía que Kyrell era golpeado repetidamente, con Brown diciendo «cállate», provocando que el niño llorara y gritara.

Los fiscales dicen que en otra ocasión Brown infligió varios golpes al pequeño antes de decirle: «Tienes que arruinar la diversión».

Otro archivo captó a Shirley golpeando a su propio hijo y haciéndole llorar de angustia, dijo la fiscalía al tribunal. El fiscal dijo que Shirley quería seguir manteniendo una relación con su pareja, a pesar de saber que abusaba de su hijo.

Dijo: «De hecho, se puede concluir que ella se unió al abuso. Estaba dispuesta a rechazar lo que debería haber sido el cuidado maternal para proteger a Kyrell a favor del abuso por parte de ella -su propia madre- y a favor del abuso llevado a cabo por un hombre que sabía que estaba abusando de su hijo».

Y continuó: «La verdad es que su muerte se produjo cuando una vez más se abusó de él en ese piso, una vez más de forma muy similar, causándole lesiones muy parecidas, sólo que en esta ocasión fue mucho más grave, el abuso y los resultados fueron catastróficos«.

El niño no asistía a una guardería

Los miembros del jurado escucharon que el niño no asistía a una guardería y que, por tanto, estaba al cuidado de su madre a tiempo completo, que entonces tenía 21 años, y que ninguno de los dos acusados estaba empleado en el periodo que precedió a la muerte de Kyrell.

Ambos acusados afirman que salieron de la vivienda en momentos distintos, brevemente, el día que murió Kyrell, aunque sólo el relato de Shirley pudo ser corroborado por las cámaras de seguridad.

Tanto Shirley como Brown, con domicilios distintos en Thornton Heath, en el sur de Londres, niegan el asesinato.

Brown también niega otros dos cargos: causar o permitir la muerte y causar o permitir daños físicos graves a un niño.

Mark McDonald, en representación de Brown, dijo a los miembros del jurado que el caso de su cliente será que las lesiones infligidas fueron el resultado de un consejo incorrecto del NHS 111 sobre cómo reanimar al niño.

Shirley ha admitido haber permitido la muerte y el daño físico grave a un niño. El juicio continúa.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
mujer de 74 anos sale de la carcel

Joyce Watkins pasó 27 años en la cárcel por un asesinato que no cometió: ha limpiado finalmente su nombre

adriana iliescu portada

Una mujer tuvo su primera hija a los 66 años en 2005: ahora, 17 años después, han aparecido fotos de madre e hija