Una terrorífica muñeca embrujada llora lágrimas de ácido e intenta prenderse fuego

annie la muñeca

Conozca a Annie, una muñeca Chucky de la vida real que, según se afirma, llora «lágrimas de ácido» e intenta prenderse fuego. El terrorífico juguete fue comprado por un cazador de fantasmas llamado Matt Paranormal que quedó fascinado por su origen.

Fue encontrado en el incendio de una casa en la que los propietarios habían muerto. Matt, de 33 años, dijo: «Después de leer sobre su historia con el incendio de la casa, supe que quería comprarla».

Annie, la muñeca embrujada que llora ácido

Desde que compró a la muñeca Annie hace dos años, Matt ha experimentado una serie de extraños incidentes, como que la muñeca intentara prenderse fuego.

Afirma que sus anteriores propietarios aparecían junto a ella en imágenes y que fue testigo de cómo la muñeca lloraba lágrimas de ácido.

Matt vio a Annie en una subasta en Estados Unidos. Dijo: «Me costó 100 libras. Después de importarla al Reino Unido, hice que le instalaran un equipo paranormal porque pensé que los espíritus de sus anteriores dueños estarían unidos a ella.

«No fue hasta el año pasado que Annie empezó a llorar. Creo que cuando llora es su forma de mostrar sus emociones».

«Las lágrimas de Annie son ácidas, lo cual es demoníaco. Como sus anteriores dueños no han aceptado que están muertos, significa que están clasificados como demonios».

Algunos hechos inexplicables fueron relacionados a la muñeca

Reveló Matt: «Annie está ahora encerrada en una caja de cristal y está vigilada las 24 horas del día porque sigue intentando prenderse fuego.

«De vez en cuando su ropa se chamusca y se carboniza un poco más, y su cara es mucho más oscura ahora. A Annie le encanta el fuego y el año pasado, a cada uno de los cinco miembros de mi equipo, les ocurrió algo relacionado con el fuego en su casa, todo en el mismo día».

La muñeca ha sido comparada con los juguetes de las películas de terror Chucky y Annabelle, que han aterrorizado a los asistentes al cine durante décadas.

Matt, de Wrexham, al norte de Gales, nos dijo: «Annie es muy popular entre la gente que viene a visitar nuestra sede. A algunas personas les encanta la emoción de saber que hay un verdadero muñeco embrujado delante de ellos. Sin embargo, algunas personas han entrado por la puerta y han salido directamente después de verla. Da una sensación muy negativa».

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
una joven crea un fondo para reducir senos

Una camarera recauda dinero para reducir el tamaño de sus senos que son «broma» frecuente

red condoms gee8d996cf 1280

Alerta sobre la «desagradable» nueva moda de TikTok en la que se agujerean los condones del supermercado