Una policía de buen corazón amamanta a un bebé desnutrido mientras está de servicio en el hospital

celeste jaqueline ayala

Una agente de policía argentina está dando al mundo una importante lección de compasión cuando amamanta a un bebé desnutrido. La agente Celeste Jaqueline Ayala trabajaba en el hospital infantil Sor María Ludovica de Buenos Aires cuando llegó un bebé.

Policía de buen corazón amamanta a un bebé desnutrido mientras está de servicio en el hospital

Ayala, que estaba de guardia en el hospital, se fijó en el bebé abandonado y, sin dudarlo, pidió permiso a los médicos para coger y alimentar al niño, que lloraba desesperadamente.

Le bastó una mirada para comprender que el bebé tenía hambre y, como el personal del hospital ya estaba sobrecargado de trabajo, decidió ofrecerse como voluntaria.

Cuando abrazó al bebé y comenzó a amamantarlo, éste dejó de llorar inmediatamente. Una foto de Ayala amamantando al bebé se hizo viral en las redes sociales poco después.

«Me di cuenta de que tenía hambre, ya que se llevaba la mano a la boca, así que le pedí que lo abrazara y le diera el pecho», dijo. Explicando lo que pasaba por su mente en ese momento, continuó: «Fue un momento triste, me partió el alma verlo así, la sociedad debería ser sensible a los problemas que afectan a los niños, no puede seguir pasando.»

Marcos Heredia, compañero de la policía y amigo de Ayala, reveló cómo el personal del hospital llamó al bebé «apestoso y sucio», pero eso no disuadió a la bondadosa policía de ayudarle..

Así que mientras Ayala empezaba a amamantar al hambriento bebé, hizo una foto y la compartió en Internet.

«Quiero hacer público este gran gesto de amor que hiciste hoy por este pequeño bebé que no conocías, pero por el que no dudaste en actuar como una madre.

No te importó que estuviera sucio, que es como lo llamaba el personal del hospital. Buen trabajo compañera«, escribió en el pie de foto.

El hermoso y desinteresado gesto de Ayala conmovió a muchos, entre ellos al cuerpo de bomberos Voluntarios Berisso, donde es voluntaria de vez en cuando. «Queremos felicitar a la cadete de bomberos voluntarios Celeste Ayala que ayer en su trabajo como policía mientras hacía guardia en el hospital, amamantó a un pequeño que llegó llorando.Acciones como esta nos llenan de orgullo y nos obligan a redoblar el esfuerzo, el trabajo y la solidaridad con nuestra comunidad», escribió en un homenaje.

Su amiga comentó el post escribiendo: «¡No esperaba menos de ti! No sólo eres una gran mujer, sino una gran madre. Qué orgullo, los que te conocen saben que todo lo que haces es con». En cuanto al niño, es el hermano menor de seis hermanos cuya madre soltera se encontraba en una situación desesperada.

LEA TAMBIÉN

Un bebé asfixiado es auxiliado por agentes de la policía que oyen los gritos de su madre

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
woman cat

El cambio de cara de Jocelyn Wildenstein y la historia de su vida al ser acusada de «cortar» a su prometido

casa de jengibre

Una mujer modifica su casa para volverla una de jengibre para las fiestas navideñas