Una pareja adopta a un perro de 17 años, que sobrevive para conocer a su hermanita humana

Una pareja adopta a un perro de 17 años, que sobrevive para conocer a su hermanita humana
Una pareja adopta a un perro de 17 años, que sobrevive para conocer a su hermanita humana

Beth y Michael Clark son el tipo de pareja que dona mantas a las perreras en invierno para que puedan dar algo de calor y comodidad a los perros que no tienen familia. Pero en diciembre de 2015, después de una visita a Anne Arundel County Animal Control para donar suministros, volvieron a casa con algo más.

Pareja adopta a un perro adulto que sobrevive para conocer a su nueva familia

La pareja se enamoró de un perro de 17 años de aspecto triste llamado Rocky y no podía dejarlo. «Vi a ese perrito de cara gris y le dije a mi marido: ‘Nos lo llevamos'», contó Beth a Today.

«No quería dejar a ese viejo perro morir en una jaula».

«Le gustaba bailar con nosotros y estar cerca de nosotros. Con el paso del tiempo se le hizo difícil subir escaleras y salir a pasear. Así que todas las noches mi marido lo llevaba por todas las escaleras hasta nuestra habitación, sólo para que pudiera dormir junto a nosotros.

Entonces, en lugar de dar paseos, nos sentábamos fuera al sol».

Familias especiales

Robin Catlett, administradora de Control de Animales del Condado de Anne Arundel, dijo que cada vez hay más familias que buscan adoptar perros mayores.

«Se necesitan familias especiales que abran sus corazones a un animal que puede formar parte de sus vidas sólo durante un corto periodo de tiempo», dijo Robin.

«Hacemos todo lo posible para que los animales estén lo más cómodos posible mientras están con nosotros, sin embargo sabemos que esto no puede sustituir a un hogar de por vida».

Cuando Beth se enteró de que estaba embarazada, se puso muy contenta y le dijo a Today que cuanto más crecía su barriga, más amable era Rocky con ella.

Ha apoyado mucho a la futura mamá de Maryland.

La salud se tambalea

La pareja anunció el embarazo con una foto de Rocky con un cartel en la cabeza que decía: «¡Mamá y papá consíganme un humano!».

Cuando Beth estaba embarazada de siete meses, la salud de Rocky empezó a flaquear. Le dijeron que su querido perro podría tener cáncer.

El día en que Beth y Michael trajeron a su bebé recién nacido a casa, Rocky la olfateó y puso su cabeza junto a la de ella. Pero su salud se estaba debilitando y sus dueños sabían que era hora de dejarlo ir.

«Llamé al veterinario. Rocky se fue esa noche, rodeado de toda su familia», dijo Beth a Today. «Le queríamos más de lo que las palabras pueden decir y todavía nos cuesta seguir adelante sin su presencia».

La familia Clark cree que Rocky aguantó la oportunidad de conocer a su hermanita humana.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
anastasia knyazeva

Anastasia Knyazeva fue nombrada la «niña más guapa del mundo» a los 6 años

presidente de corea carne de perro

El presidente de Corea del Sur sugiere prohibir el consumo de carne de perro