Una mujer no vacunada aprende a caminar y a hablar de nuevo después de que el Covid la dejara en coma

aprende a hablar y caminar

Una mujer que descubrió que tenía Covid apenas dos días antes de cumplir 22 años está aprendiendo a caminar y a hablar de nuevo después de encontrarse tan mal que fue sometida a un coma inducido.

Cuando Ffion Barnett se enteró de que tenía Covid, pensó que era lo suficientemente joven y sana como para evitar un malestar grave, informa Wales Online.

Pero poco después de dar positivo en la prueba, la salud de la joven comenzó a deteriorarse.

Una mujer aprende a hablar y caminar luego de superar el Covid

Empezó a tener dificultades para respirar y necesitó un ingreso urgente en el Royal Glamorgan Hospital de Llantrisant, en Glamorgan (Gales).

Fue el comienzo de un traumático susto de salud para la estudiante de marketing, que sería sometida a un coma inducido durante cinco días y tendría que volver a aprender a caminar, hablar, comer e incluso dormir.

«No me vacuné porque pensé que, al ser joven y no tener problemas de salud, estaba a salvo. Obviamente, me equivoqué», dijo Ffion a Wales Online.

«Ahora quiero concienciar de la importancia de la vacuna y de cómo el Covid no es sólo peligroso para los ancianos; puede afectar a cualquiera».

El contagio de la joven

Ffion, que trabaja en una cafetería y vivía en Tonypandy, Rhondda, en el momento en que se sintió mal, dijo que sospechó por primera vez que tenía el coronavirus cuando perdió el sentido del gusto.

caminar y hablar

«Antes de eso me sentía un poco mal, pero no presentaba ningún síntoma revelador», recordó. «Pero cuando me di cuenta de que no podía sentir el gusto fue cuando las cosas se hicieron reales».

Al día siguiente de su 22º cumpleaños, Ffion se sometió a una prueba de PCR que dio positivo 24 horas después.

«No estaba especialmente preocupada en ese momento. Estaba demasiado concentrada en estar aislada y mejorar», añadió.

La joven fue hospitalizada debido a la gravedad de los síntomas

Cuando su respiración se volvió cada vez más dificultosa, Ffion fue ingresada en el Royal Glamorgan Hospital el 12 de agosto de 2021, una semana después de dar positivo.

Y añadió: «Hablé con mi madre, que trabaja en el hospital como enfermera. Sabía que mi respiración era muy agitada y me dijo que fuera directamente al hospital».

«Mi pareja me llevó en silla de ruedas al hospital y me llevaron directamente a una sala de reanimación. Me hicieron todas las observaciones y estadísticas y me pusieron directamente oxígeno. Recuerdo que me llevaron a la sala 3, donde pasé la noche. Allí tuve un giro extraño en el que no podía levantarme ni caminar.

«El viernes 13 de agosto me ingresaron en la UCI».

Ffion fue puesta entonces en coma inducido, ya que los médicos estaban cada vez más preocupados por su elevado ritmo cardíaco, que pensaban que podía provocar una parada cardíaca. También sufrió una neumonía inducida por Covid.

Añadió que la medicación que se le administró -mientras los médicos intentaban sacarla del coma- le provocaba alucinaciones.

«Intentaron sacarme del coma después de dos o tres días, pero como estaba tan agitada me volvieron a anestesiar. No sabía lo que era la realidad y lo que no», dijo.

«Debió de ser aterrador para mi familia, pero en realidad no estaba en condiciones de asustarme porque estaba muy ida».

aprende a hablar y caminar

Ffion dijo que le dieron «todas las máquinas que había» para intentar mejorar sus niveles de oxígeno, pero no funcionaban. Al final, tras 12 días en cuidados intensivos, se recuperó y volvió a la tercera planta.

«El personal del hospital fue increíble. No paran, literalmente. No sé cuándo se toman un descanso», añadió. «En la UCI, aunque estuviera fuera de combate, siempre había alguien a mi lado«.

La recuperación de la joven

En total, Ffion pasó dos semanas y cinco días en el Royal Glamorgan Hospital. Hacia el final de su estancia tuvo que aprender a hablar, caminar y comer correctamente de nuevo.

«Cuando conseguí hablar, simplemente no era mi voz. Luego, cuando llegué a casa, necesité que me cuidaran. Necesitaba ayuda para bañarme, la gente tenía que hacerme la comida», añadió.

Un efecto secundario inusual del trauma de estar en la UCI fue que Ffion perdió todo el pelo.

«Tenía el pelo muy largo y grueso. No empecé a perderlo hasta que salí del hospital», explicó.

«Fue duro al principio, pero llegó el momento en que me levanté una mañana y decidí afeitarlo. Me lo tomé con calma».

Ffion, que ya se ha vacunado contra el Covid, dijo que se ha recuperado casi por completo del Covid, pero que sigue estando aletargada todo el tiempo.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
tapabocas

Una mujer se desnuda y usa su vestido como tapabocas para comprar helados

meteorito

Un meteorito explota y su onda expansiva es similar a 30 toneladas de dinamita