Una madre se reencuentra con su hija perdida hace 42 años

madre reencuentra a su hija robada

Nancy Womac dio a luz a una hija preciosa y sana y no podía esperar a criarla. Por desgracia, le robaron el bebé incluso antes de que pudiera cogerlo en brazos tras dar a luz en un hospital de Tennessee.

Sin embargo, décadas después la madre reencuentra a su hija y crean el lazo perdido.

Un madre se reencuentra con su hija robada

La bebé fue robada hace 42 años y, aunque la mayoría de la gente habría renunciado a la esperanza de encontrar a su hijo, Womac no lo hizo.

Sabía en el fondo de su corazón que algún día conocería a su hija.

Womac incluso preparaba una tarta de cumpleaños todos los años en el día del cumpleaños de su hija y se preguntaba cómo le iría la vida.

«Recuerdo que pensaba: ‘Bueno, ya debería haber dado su primer paso’, o ‘Debería haber perdido su primer diente’, o ‘Debería haber empezado su primer día de colegio'», cuenta la madre.

«Y cada año, en su cumpleaños, sé que no tiene ningún sentido, pero siempre le preparaba una tarta.

Hoy cumpliría 12 años. Hoy cumpliría 13 años. Hoy cumpliría 14″, señaló Womac. Lo que no sabía era que en 2021 se reuniría por fin con su hija perdida, que ahora se llama Melanie Spencer.

El lacrimógeno encuentro fue posible gracias a una prueba de ADN de 2018 en Ancestry.

«Cuarenta y dos años de preguntas», dijo Spencer en una entrevista con la corresponsal nacional senior de NBC News, Kate Snow. «Se siente como volver a casa». En cuanto a su madre, que ha esperado desesperadamente cuatro décadas para que llegara este día admitió: «Y es justo lo que pensé que sería. Es hermosa. Es inteligente».

La menor dada en adopción sin consentimiento de la madre

Womac vivía en un orfanato de Dalton, Georgia, y tenía sólo 16 años cuando se quedó embarazada. «La amé desde el primer momento en que supe que estaba embarazada», dijo Womac según TODAY. «Nunca dejé de quererla». Sin embargo, cuando el director del orfanato se enteró, la enviaron al Bethesda Home for Girls de Hattiesburg, Mississippi. Después de seis meses, fue trasladada a East Ridge, Tennesse, donde finalmente dio a luz a su bebé.

«Recuerdo que me puse de parto, me pusieron una inyección y me dieron el alta», dijo. «No recuerdo haberla tenido. No recuerdo que me llevaran a la sala de partos. No recuerdo nada. Cuando me desperté ya se había ido». Womac continuó: «Era mi primogénita. Es algo que nunca se supera».

La vida de la joven lejos de su madre

En cuanto a Spencer, creció en Sudáfrica e Indonesia tras ser adoptada como hija de misioneros. Le dijeron que «era importante para mi madre biológica que fuera a un buen hogar cristiano». Al igual que Womac, Spencer también sentía curiosidad por su madre biológica. «Siempre tenía muchas preguntas sobre ella. Quería encontrarla, quería saber más sobre ella. Creo que tenía miedo de que pudiera ser muy perjudicial si indagaba más y descubría que ella no me quería», expresó.

Spencer se trasladó a Estados Unidos para ir a la universidad y tuvo dos hijos propios después de obtener un máster. Tener una familia propia le hizo preguntarse aún más por sus padres biológicos. «Empecé a pensar en qué les diría sobre su procedencia. Decidí hacer Ancestry. Lo más interesante fue que apareció una coincidencia de ADN. Habían pasado casi 40 años y pensé: ‘¿Por qué no?

Primero encontró a la hermana de Womac, Cheryl Blackwell, que la condujo a su cuenta de Facebook. Con esto la madre reencuentra a su hija décadas después, algo que era inevitable. Spencer y Womac pronto empezaron a enviarse mensajes de texto e incluso pasaron unos días juntas en Georgia. También conoció a los otros hijos de Womac, compartieron comidas y pasaron tiempo mirando fotos antiguas. Aunque la madre se ha perdido muchas cosas en la vida de su hija, se alegra de que al menos haya podido compartir estos hermosos momentos.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
regalo muneca

En un TikTok viral, una mujer llora tras desenvolver por primera vez una muñeca de American Girl

profesor estrategia

Un profesor demostró con una estrategia que los estudiantes no leen las guías de su asignatura