Una joven finge estar muerta bajo una pila de cadáveres cubiertos de sangre: el asesino se suicida

bano lleno de sangre

Una adolescente finge estar muerta bajo una pila de cadáveres cubiertos de sangre durante cuatro horas después de que el anfitrión de la fiesta siguiera disparando.

Una joven finge estar muerta bajo una pila de cadáveres cubiertos de sangre: el asesino se suicida

Para dos chicas adolescentes, salvar la vida significó fingir que estaban muertas mientras el hombre que se dedicaba a disparar las buscaba bajo una pila de cadáveres. Mientras una se escondía debajo de dos cadáveres en un charco de sangre, la otra chica se escondía dentro de un baño.

Ambas trataron de estar lo más quietas posible, aterrorizadas de que el tirador pudiera oírlas y asesinarlas también.

El sospechoso que desencadenó la horrible masacre fue Dmitry Zakharov, de 34 años, descrito como un fanático de los juegos de ordenador.

El baño de sangre se produjo en una fiesta que organizó el propio Dmitry, y las dos chicas, Maria Kosintseva, de 16 años, y Viktoria Paustovskaya, de 17, decidieron unirse al «grupo de la fiesta» porque estaban «aburridas de salir con chicos de nuestra edad», dijo Maria a East2West News, según informa New York Post.

El portavoz de la policía, el coronel Valery Gorelykh, declaró: «Las jóvenes estaban pasando el rato en la zona del centro comercial Raduga Park la noche fatídica. Conocieron a los hombres a través de Internet. Las recogieron en un coche, tras lo cual el grupo se fue al piso de Dmitry».

Una fiesta sangrienta

En la fiesta de Dmitry no sólo estaban María y Viktoria, sino también los amigos íntimos del asesino, el camarero Oleg Bregnev, de 36 años, y el agente inmobiliario Anton Anisimov, de 32.

La fiesta tuvo un final espantoso cuando, de repente, Dmitry cogió su rifle Saiga y gritó: «¡Vamos a jugar!» antes de empezar a disparar. Era guardia de seguridad y padre divorciado de un niño.

«Me disparó, pero Anton se tiró al suelo y me cubrió», dijo María. «Luego fue a la cocina y oí dos disparos que alcanzaron a Viktoria y Oleg».

Junto a Oleg y Anton, hubo una tercera víctima -Polina Bardina, de 18 años- que también murió de un disparo.

Mientras María permanecía escondida bajo los cuerpos de Polina y Anton, intentaba enviar mensajes a sus amigos a través de una cuenta en las redes sociales.

«Fingí estar muerta y tuve miedo de salir de debajo de los cuerpos», dijo María, citada por Mirror.

Por su parte, Viktoria, que seguía viva a pesar de los disparos, consiguió arrastrarse desde la cocina hasta el baño y permanecer escondida.

«Les dije a mis amigos que llamaran a la policía y a la ambulancia. Viktoria hizo lo mismo, así supe que estaba viva… pero no me atreví a intentar llegar hasta ella para ayudarla», añadió María.

En un tono muy bajo, Viktoria también pudo grabar un inquietante mensaje de voz y dar a conocer la dirección de la residencia del asesino.

«Estoy perdiendo el conocimiento. Sólo sé que estoy viva», dijo Viktoria. «Estoy… parece que ya me estoy muriendo. Estoy aquí acostada… Siento que estoy perdiendo».

La joven finge estar muerta: era «peligroso»

Escondida con el dolor de su herida de bala, Viktoria dijo a sus amigos que el asesino de la casa era peligroso y tenía un arma. «Me estoy desmayando. Es doloroso, un dolor terrible cuando me muevo…» Viktoria dijo en su mensaje de voz. «Temo que entre y me vea viva… Me disparará. Por favor, echa la puerta abajo».

Aunque las dos amigas consiguieron informar a sus amigos, tuvieron que esperar en medio de la escena del crimen durante cuatro horas antes de que la policía llegara finalmente al apartamento de Ekaterimburgo (Rusia). Los agentes pudieron rescatar a las chicas con vida, pero no pudieron hacerlo con Dmitry, ya que se suicidó justo antes de que llegara la policía.

Después de la masacre

Viktoria «ha sido operada y se encuentra en estado grave», declaró el coronel Valery Gorelykh.

María también reveló más tarde que no hubo «ningún indicio de amenazas» por parte de Dmitry y que no fueron acosadas sexualmente antes de que el asesino se lanzara a matar a tres personas, aparte de él mismo, y dejara herida a una adolescente.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
macdonalds

Un fan de McDonald’s amenaza con llamar a la policía al ver una vlogger de comida compartir un hack de ketchup «saludable»

mujer policia

Un niño detiene a una mujer policía de camino al colegio y le pide que rece con él