Una joven estuvo encadenada en un contenedor durante dos meses y sobrevivió

TODD KOHLHEPP

Kala Brown y Charles David Carver sólo llevaban unos meses de relación cuando decidieron irse a vivir juntos. Estaban felices, enamorados e ilusionados, pero les costaba llegar a fin de mes. Para ganar un poco de dinero extra, Kala empezó a limpiar casas para un hombre llamado Todd Kohlhepp.

Kala había conocido a Todd, un exitoso agente inmobiliario, cinco años antes a través de un exnovio.

En agosto de 2016, Todd contrató tanto a Kala como a Charles para que hicieran algunos trabajos en su propiedad de 95 acres en la zona rural de Carolina del Sur.

Lo que la joven pareja no sabía en ese momento era que Todd era un monstruo que estaba esperando para llevarlos a horrores inimaginables.

El inicio de la tortura

El 31 de agosto de 2016, Kala y Charles llegaron para empezar a trabajar en la propiedad de Todd.

Todd les dijo a Kala y a Charles que esperaran fuera mientras él entraba en su casa. Cuando regresó, tenía una pistola en la mano que utilizó para disparar tres veces, directamente al pecho de Charles.

Todd Kohlhepp dijo después a su madre que había matado a Charles porque «se puso desagradable y se hizo el listo».

Sin embargo, según Kala, Todd mató a Charles para que no pudiera interponerse en su plan de torturar y mantenerla cautiva. «Dijo que era más fácil controlar a alguien si se llevaba a alguien a quien quería», manifestó durante una entrevista con el Dr.

Phil.

Tras el tiroteo, Todd agarró a Kala, que estaba tan conmocionada que apenas podía pronunciar palabra, la esposó y la obligó a meterse en un contenedor metálico de transporte; estaba allí dentro o muerta junto a Charles, dijo. Todd encadenó el cuello, los pies y las manos de Kala, dejándola completamente atada. Los que posteriormente rescataron a Kala dijeron que estaba encadenada «como un perro». Todd le dijo a Kala que había enterrado a Charles y que nadie podría encontrarlo.

TODD KOHLHEPP

La vejámenes por los que pasó Kala

Todos los días, entre la 1 y las 3 de la tarde, Todd quitaba las cadenas del cuello y los pies de Kala, manteniendo sus manos atadas, y la llevaba a su casa. Allí la obligaba a complacerle sexualmente de todas y cada una de las formas que deseaba mientras le apuntaba con una pistola y le recordaba que sólo estaba viva para satisfacer sus necesidades. Después, Todd alimentaba a Kala y la llevaba de nuevo al contenedor de almacenamiento. A Kala se le permitía usar el baño una vez al día y se le daba una olla de agua para bañarse, cada dos días.

En una retorcida forma de ironía, los únicos artículos disponibles al alcance de Kala en el oscuro contenedor de almacenamiento eran novelas policíacas esparcidas por Todd.

El presentimiento de la madre de Charles

El último contacto de la madre de Charles con su hijo fue por mensaje de texto el 31 de agosto. Se preocupó al no saber nada de él al día siguiente. Charles y su madre estaban muy unidos y no era normal que pasaran ni siquiera un día sin comunicarse. Siguiendo su instinto, denunció la desaparición de su hijo.

Mientras tanto, Leah Miller, amiga de Kala, intentaba por todos los medios localizarla. Se pasó por la casa de la pareja, dejó notas en el vehículo de Kala, la llamó y envió mensajes de texto continuamente. La madre de Kala, Bobbie Newsome, dijo a las autoridades que el perro de Kala y Charles fue encontrado en su apartamento sin comida ni agua y que Kala nunca abandonaría a su perro a propósito: «Ese perro es su bebé. Ella nunca lo dejaría así», dijo. Se denunció la desaparición de Kala el 5 de septiembre.

Las pistas halladas en los mensajes en Facebook

Poco después, una amiga de Charles informó de que había recibido extraños mensajes de Facebook desde su cuenta en los que le pedían dinero para comprar drogas. La amiga pensó que era extraño porque nunca había sabido que Charles consumiera drogas. Además, la página de Facebook de Charles se actualizaba con regularidad con publicaciones de «hitos» que decían que él y Kala estaban esperando un bebé, que habían comprado una casa e incluso que se habían casado.

Preocupadas por el acceso a la cuenta de Facebook de Charles por parte de otra persona y por el peligro que corría la pareja, las autoridades solicitaron órdenes de retención para las cuentas de Facebook de él y de Kala, que recibieron el 14 de octubre, casi un mes después.
Cuando los investigadores accedieron a las cuentas de Facebook de Kala y Charles, encontraron mensajes entre ambos sobre el trabajo en la propiedad de Todd el 31 de agosto, el mismo día en que la madre de Charles recibió el último mensaje de texto de él. Las últimas señales telefónicas conocidas de Kala y Charles mostraban que la pareja nunca salió de esa zona.

El rescate de Kala

El 3 de noviembre, los investigadores se dirigieron a la propiedad de Todd Kohlhepp y allí recibieron la mayor sorpresa de sus vidas. Se oyeron ruidos de golpes procedentes de un contenedor de transporte. La cerradura metálica estaba cortada y dentro estaba Kala, despeinada, encadenada y aterrorizada.

Finalmente, tras dos largos y horribles meses de ser violada y agredida numerosas veces al día, Kala Brown fue rescatada. Pero no todo fueron buenas noticias. Cuando las autoridades preguntaron a Kala dónde estaba Charles, ella dijo que Todd lo había matado y enterrado. El coche de Charles fue encontrado cubierto bajo los arbustos.

TODD KOHLHEPP

Entrevistasen los medios

En una entrevista con el Dr. Phil, Kala declaró que la esperanza de Todd era que ella formara el Síndrome de Estocolmo y que los dos fueran «felices juntos». El síndrome de Estocolmo es un mecanismo psicológico de afrontamiento que muestran las víctimas de abusos o los rehenes, en el que empiezan a crear un vínculo con sus captores. Algunos pueden llegar a sentir que se han «enamorado» de su captor, y muchos sufrirán también un trastorno de estrés postraumático, insomnio y otras dolencias mentales.

Según Kala, Todd Kohlhepp iba a construir una casa para los dos, con una habitación insonorizada donde Kala, a la que se refería como su «gatita buena», permanecería indefinidamente. Sin embargo, tras el rescate de Kala, los investigadores encontraron un agujero previamente excavado junto al lugar donde estaba enterrado Charles y creyeron que Todd estaba a sólo unos días, si no horas, de matarla.

Los investigadores también descubrieron reseñas en Amazon sobre candados en las que Todd escribía: «Cerraduras sólidas, tengo 5 en un contenedor de transporte, no las detendrá, pero seguro que las retrasará hasta que sean demasiado viejas para preocuparse».

El asesino serial

Resulta que Charles y Kala no fueron las únicas víctimas de Todd. En 1987, Todd, que entonces tenía 15 años, secuestró a una niña de 14 años en Arizona, la ató, amordazó y violó a punta de pistola. Después, acompañó a la niña a su casa y la amenazó con matarla a ella y a toda su familia si denunciaba el crimen. A pesar de sus amenazas, la joven se presentó valientemente. Todd se declaró culpable de secuestro. Lo condenaron a quince años de prisión y se le ordenó registrarse como delincuente sexual. En en 2001 quedó libre y se trasladó a Carolina del Sur.

Todd Kohlhepp confesó otros seis asesinatos a cambio de una reunión con su madre. Incluso detalló el lugar donde se disparó a las víctimas, algo que siempre se había mantenido oculto al público.

TODD KOHLHEPP

Todd Kohlhepp y los crímenes que confesó

El 6 de noviembre de 2003, Todd disparó y mató a cuatro personas en Superbike Motorsports, en Chesnee, Carolina del Sur. Todd se enfureció tras no devolver una motocicleta y más tarde le dijo a su madre que los empleados de la tienda le humillaron y se negaron a devolverle el dinero. Las víctimas eran Scott Ponder, el propietario de la tienda, el gerente Brian Lucas, el mecánico Chris Sherbert y Beverly Guy, la contable y madre de Scott. Sus cuerpos fueron encontrados por un amigo cercano.

Los investigadores culparon erróneamente a la esposa de Scott, que estaba esperando un hijo durante la muerte de su marido. El caso se consideró sin resolver hasta la confesión de Todd.

El hallazgo que los cuerpos

Todd también confesó los asesinatos de una joven pareja de Spartanburg que también había sido contratada para trabajar en su propiedad, Johnny Joe Coxie y Meagan Leigh McCraw-Coxie. La pareja fue denunciada inicialmente como desaparecida el 22 de diciembre de 2015, y tenían un hijo pequeño juntos.

Todd condujo a los investigadores hasta los cuerpos de la pareja; Johnny había recibido un disparo en el torso y Meagan en la cabeza. Meagan había estado cautiva durante una semana después de la muerte de Johnny, y fue asesinada el día de Navidad o en torno a él.

TODD KOHLHEPP

Más tarde se descubrió que Meagan era camarera en un restaurante Waffle House de Roebuck, Carolina del Sur, que Todd frecuentaba. Dejaba propinas considerables a las camareras para convencerlas de que fueran a su casa. Al final, las mujeres se quejaron a la dirección y, en lugar de prohibir a Todd la entrada al establecimiento, sólo se permitió a los camareros varones atenderle en adelante.

La sentencia del juez

El 26 de mayo de 2017, Todd se libró por poco de la pena de muerte al aceptar un acuerdo de culpabilidad. Se declaró culpable de siete cargos de asesinato, dos de secuestro y uno de agresión sexual criminal y fue condenado a siete cadenas perpetuas consecutivas. Afirma que hay más víctimas, pero se niega a decir nada más.

En cuanto a Kala, una mujer que es fácilmente una de las más fuertes y valientes que existen, recibió un acuerdo de 6,3 millones de dólares de la herencia de Todd Kohlhepp, y aunque el dinero no puede de ninguna manera enmendar este mal, Kala dice que se recuperará de esta pesadilla y que nunca dejará que Todd arruine su vida.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
emma coronel

Quién es Emma Coronel, esposa de ‘El Chapo’ Guzmán

lengia amarilla

El ‘extraño’ caso clínico del niño con la lengua amarilla: esto es lo que pasó