Una foto desgarradora muestra los moretones de un niño de 6 años, sólo dos meses antes de ser «torturado hasta la muerte por su padre y su madrastra»

Arthur Labinjo-Hughes

Unas imágenes desgarradoras muestran los moratones en la espalda de Arthur Labinjo-Hughes de seis años; estas son de dos meses antes de que fuera presuntamente torturado hasta la muerte por su padre y su madrastra.

La imagen fue publicada por la policía hoy, cuando el juicio por asesinato de Arthur Labinjo-Hughes llega a su fin.

Muestra a Arthur con un profundo hematoma en la espalda que se ha coloreado alrededor de una furiosa roncha morada.

El omóplato del joven también parece sobresalir después de que supuestamente Thomas Hughes, de 29 años, y Emma Tustin, de 32, lo mataran de hambre.

La imagen del caso de asesinato

La imagen, que se ha mostrado a los miembros del jurado, fue tomada por la preocupada abuela paterna de Arthur, Joanne Hughes. La abuela paterna de Arthur, dijo a los miembros del jurado que llamó a los servicios sociales y se ofreció a enviarles fotos de los hematomas, pero que «no querían verlas».

Los servicios infantiles acabaron viendo a Arthur; pero, «no se planteó ninguna preocupación», y aunque se enviaron fotos de los moratones a la policía, no se tomaron más medidas. Sólo dos meses después, Arthur Labinjo-Hughes sufrió una «lesión cerebral insuperable».

La policía de West Midlands también publicó una foto en la que se ve a Arthur más feliz mientras sonríe a la cámara mientras hace los deberes. El joven fue supuestamente sometido a una «campaña de crueldad» antes de su muerte que se ajustaba a la «definición médica de tortura infantil».

thomas hughes e1637874612945

Las pruebas contra los responsables

La policía publicó ayer escalofriantes clips de vídeo y grabaciones de audio que se habían reproducido previamente ante el tribunal. En una grabación de 23 segundos, se oye a Arthur gritar cuatro veces «nadie me quiere».

En otra, grita repetidamente «nadie me va a dar de comer».

Las imágenes de vídeo también muestran a Arthur horas antes de morir despertándose en el suelo del salón. Se dice que el joven demacrado era tan frágil que apenas podía recoger su ropa de cama.

Final trágico

Los miembros del jurado han visto las imágenes de Tustin comiendo en el McDonald’s mientras Arthur era abandonado en un pasillo durante 14 horas y obligado a dormir en el suelo.

También han escuchado previamente clips de audio que Tustin grabó de Arthur sollozando mientras supuestamente era maltratado. En uno de los clips lloraba: «Papá me va a tirar por la ventana, papá me va a tirar por la ventana, papá me va a tirar por la ventana».

El 16 de junio, Tustin supuestamente golpeó a Arthur hasta la muerte y luego esperó 13 minutos para llamar al 999 y decirles que «apenas respiraba» después de que se diera un «golpe de cabeza en el suelo».

fe dtoyxsacmji2

Los expertos encontraron al joven sin vida

Los paramédicos llegaron a la casa y encontraron a Arthur «tendido de espaldas, completamente sin vida, bastante pálido y con los labios morados», se dijo.

Arthur murió en el hospital al día siguiente y la causa de la muerte fue un «traumatismo craneal infligido por un adulto», consistente en haber sido «vigorosamente sacudido y con la cabeza golpeada repetidamente contra una superficie dura».

Los médicos descubrieron que había sido envenenado con tanta sal que fue «incapaz de oponer resistencia» antes de su muerte, según los jurados. El tribunal supo que el joven tenía más de seis cucharadas de esta sustancia en su organismo, el nivel más alto que un médico había visto jamás.

Segregado y aislado

También fue supuestamente «segregado y aislado» durante «hasta 14 horas al día» y privado de cama, comida y ropa.

Los miembros del jurado escucharon que estaba cubierto de 130 hematomas desde la cabeza hasta los pies.

Tenía 93 zonas lesionadas -incluyendo la cabeza, los brazos, las piernas, los pies y el torso- y 25 puntos de hematomas en el cuero cabelludo, la cara y el cuello que suscitaban «serias dudas sobre lesiones no accidentales».

También se encontró que el joven tenía 20 zonas de hematomas en los brazos y ocho en el pecho y el estómago, se dijo.

260762515 1598143677189610 400967735654585757 n

Dictamen médico

El Dr. Lyle declaró ante el jurado: «No estoy seguro de que, fuera de situaciones traumáticas obvias; haya visto nunca a un niño encontrado muerto en su casa con este número de lesiones en la cabeza y la cara».

En su entrevista con la policía, Hughes recordó haberle «dado una palmada en la nuca» y haberle dado una Coca Cola porque «prefería que se ahogara a que no me diera nada».

Luego dijo a los agentes: «Yo puse a Arthur en esta situación. Soy responsable».

El padre añadió: «Hay un largo camino por recorrer pero soy culpable de ello. No quiero que otras personas sufran por mi ignorancia, mi negligencia.

«Mi madre, mi padre. No quiero que sufran. No quiero que Emma sufra».

Violencia contra el menor

Hughes también habría pedido a un médico que «se disculpara con Arthur Labinjo-Hughes en su nombre para decirle que lo sentía» cuando le dijeron que no se podía hacer nada para salvar al niño.

Tustin y Hughes están acusados de múltiples cargos de crueldad infantil, tras obligar a Arthur a soportar un «comportamiento sistemático y cruel» de abuso «físico y psicológico» en las semanas previas a su muerte.

«Miré hacia atrás durante los últimos días y empecé a pensar que esto estaba yendo demasiado lejos».

El fiscal Jonas Hankin QC dijo: «Ambos acusados participaron en una campaña de crueldad destinada a causar a Arthur un daño y un sufrimiento significativos.

«La violencia y la intimidación, tanto física como verbal, eran rutinarias. Las lesiones visibles de Arthur, su miserable estado físico y su evidente desesperación proporcionaron a cada uno de los acusados un recordatorio diario de hasta dónde llegaría el otro para causarle daño».

La muerte de Arthur se produjo tres meses después de que su padre se mudara a la casa de Tustin, según se informó al Tribunal de la Corona de Coventry.

Juicio por asesinato

Antes del traslado, el joven era «apreciado por todos» y llevaba una vida «estable» con su padre y su familia extensa; vivía en un anexo en el jardín de los abuelos paternos de Arthur Labinjo-Hughes.

El niño estaba con su padre después de que su madre, Olivia Labinjo-Halcrow; fuera encarcelada durante 18 años por apuñalar a su novio hasta la muerte.

Tustin ha admitido haber cometido actos de crueldad contra el niño al haber maltratado a Arthur en múltiples ocasiones «obligándole a permanecer de pie, aislándole dentro del hogar familiar e intimidándole física o verbalmente».

Hughes niega un cargo similar

La pareja también niega el asesinato; y, una acusación de crueldad infantil por administrar sal a Arthur entre el 1 y el 17 de junio del año pasado.

Ambos están acusados conjuntamente de dos cargos de crueldad infantil por agresión en múltiples ocasiones y también por privación de comida y/o bebida. El juicio continúa.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
monedas carro

China: un hombre compra un automóvil con 660.000 monedas

brenda barattini

Encarcelan a una mujer que cortó el pene de su amante con unas tijeras de jardinería durante una sesión de bondage