Una fanática de la cirugía plástica estuvo a punto de morir pero asegura que no puede parar de pasar por el bisturí

mary magdalene

Una autoproclamada «fanática de la cirugía plástica» que ha gastado más de 100.000 dólares en cirugías hasta la fecha y que una vez estuvo a punto de morir en la mesa de operaciones no tiene planes de dejar de pasar por el bisturí.

Una fanática de la cirugía plástica estuvo a punto de morir pero asegura que no puede parar de pasar por el bisturí

La artista Mary Magdalene ha compartido en las redes sociales cómo se ha sometido recientemente a otros dos procedimientos cosméticos y dice que ya tiene planes para más.

A través de Instagram, la joven de 25 años documentó su más reciente transformación, en la que optó por una «nariz de Barbie» y una «cirugía de ojos de gato».

Se trata de la cuarta operación de nariz de Mary hasta la fecha y, según explicó en Instagram, esta vez quiso optar por una «nariz de Barbie de aspecto falso», ya que cree que esto contribuye a su deseado aspecto de «duende del bosque».

Con su operación de «ojo de gato», Mary esperaba obtener un ojo más inclinado para darle más apariencia de elfo.

Al compartir fotos de sus cicatrices quirúrgicas, Mary comentó que estaba «muy emocionada por ver cómo se curaba», comparando la anticipación con «la espera de la Navidad».

En un post tomado ocho días después de su operación, Mary escribió: «Tengo que llevar la venda de la nariz durante una semana más, pero ayer ya me vi la nariz sin ella y parece perfecta. Es una nariz de Barbie muy falsa, que es exactamente lo que pedí y que muchos cirujanos dijeron que no era posible que tuviera este tipo de nariz debido a mis tres operaciones de nariz anteriores»

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mary Magdalene (@1800leavemaryalone)

La canadiense también confirmó que no se tomará un descanso de la cirugía estética a corto plazo.
La semana que viene tiene previsto volver a pasar por el quirófano para someterse a un trasplante de cejas y dice que también tiene «reservada la mandíbula y los labios». Después de esto, cree que su «cara estará completa».

Mary comenzó su andadura en la cirugía estética a los 21 años, y desde entonces ha gastado más de 100.000 dólares en procedimientos.

Hasta ahora, se ha sometido a un lifting de cejas, transferencias de grasa, carillas, liposucción, inyecciones en los glúteos y tres elevaciones de glúteos brasileñas.

También se ha sometido a múltiples operaciones de nariz y pechos -a pesar de que ya tiene implantes mamarios de 38J, Mary se ha colocado expansores en el pecho para que sus pechos sigan creciendo.

En 2018, se dice que Mary casi murió mientras estaba en la mesa de operaciones, recibiendo un procedimiento para tener «la vagina más gorda del mundo». Anteriormente ha afirmado que estaba perdiendo mucha sangre y tuvo que recibir dos transfusiones.

Pero está claro que esto no la ha desanimado a pasar por el quirófano.

Aunque a algunos no les gusta su aspecto, Mary está muy segura de su singular apariencia y no le importa lo que piensen los demás.

Para ilustrar esto, en su reciente publicación de Instagram, se la pudo ver con una camiseta en la que se detallaban sus diversas operaciones, diciendo a los que la menospreciaban, «chica, adiós».
Sin embargo, en el pie de foto, señaló que se trata de una camiseta vieja, y que ahora tiene muchas más cirugías que añadir a la ya larga lista.

LEA TAMBIÉN

Jimmy Featherstone, adicto a la cirugía y al bronceado falso, dice que la vida entre rejas «no fue tan mala»

Natasha Crown, la modelo que ha gastado 215.000 dólares en aumentar su trasero

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
pata de pollo

Hombre se sorprende al encontrar una «pata de pollo» en su comida: la foto se hace viral

sick elder patient talking on videocall with family in hospital ward

El «sano» padre de tres hijos se despidió en una llamada de 30 segundos a su familia antes de morir de Covid