Un veterano de guerra de 96 años recibe una gran sorpresa en su día

un veterano de guerra

Un veterano de la Segunda Guerra Mundial de 96 años recibe una sorpresa de sus vecinos en el ‘Día de los Veteranos’.

Un veterano de guerra de 96 años recibe una gran sorpresa en su día

Elizabeth Dowling, de Brooklyn (Nueva York), conoce la importancia de rendir homenaje a los veteranos.

La mujer se mudó a Brooklyn hace unos nueve años y no tardó en cruzarse con un veterano de la Segunda Guerra Mundial de 96 años llamado Jack Le Vine.

Según el New York Times, Jack se alistó en la Marina pocas semanas antes de cumplir los 18 años. Fue asignado al USS Lesuth, en el Pacífico, antes de convertirse en maquinista de primera clase en el portaaviones USS Gilbert Islands.

Reflexionando sobre su tiempo de servicio en la Segunda Guerra Mundial, explicó: «Cuando me decían: ‘Pónganse en sus puestos de combate’, mi puesto de combate era el acelerador. Yo controlaba la velocidad del barco».

Resulta que, cuando la guerra terminó y se ganó, Jack pudo regresar a Estados Unidos, siguió buscando formas de ayudar a los demás.

En 1957 entró en el Departamento de Bomberos de Nueva York, donde sirvió durante 20 años, llegando a ser capitán en el proceso.

Lamentablemente, la esposa de Jack falleció recientemente. Dado que la mayoría de sus compañeros veteranos también han muerto, se enfrentaba a pasar el ‘Día de los Veteranos’ solo este año.

Elizabeth Dowling, que vive cerca, decidió intervenir

«Un veterano de la Segunda Guerra Mundial vive en la calle 18. Tiene 96 años y puede que no vuelva a celebrar el ‘Día del Veterano'», publicó en Nextdoor.

«En las ventanas verás una vieja foto de él en uniforme. También está retirado del FDNY», agregó.

«Por favor, considera dejar una pequeña muestra de gratitud este jueves. Una bandera, flores, una tarjeta, algo patriótico o relacionado con los veteranos, el FDNY, algo que haga su hijo… use su imaginación».

Incluso antes del ‘Día de los Veteranos’, comenzaron a llegar cartas de agradecimiento para Jack.

Una planta en maceta apareció con una tarjeta con un soldado dibujado a mano. Decía: «Gracias por luchar por nuestro país. De Abigail, 7 años».

Otro hombre llegó con una gigantesca pila de cartas escritas por sus hijos y sus compañeros de colegio. Le dijo a Jack: «Las leerás durante días».

Ariel Clark y sus hijas gemelas de 8 años, por su parte, agradecieron especialmente a Jack.

«Estamos muy, muy agradecidos», le dijo Ariel. «Mi abuelo estuvo en Auschwitz. … Mi padre nació en un campo de desplazados y por eso, sin ti, nada de esto sería posible».

Jack estaba encantado con el reconocimiento

En cuanto al propio Jack, estaba encantado con el reconocimiento.

«¡Esta gente debe quererme!», dijo.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
playa florida

Una gran caja de metal oxidada llega a las playas de Florida y despierta confusión

Un gato negro fue encontrado

Un gato perdido aparece tres meses después: un microchip lo localiza