Un niño gasta más de 1.100 dólares en helado a través de una aplicación de comidas

nino pide cientos de helados

El niño que gasta más de 1.139 dólares australianos en helado y pasteles a través de una plataforma tendrá regalos de Navidad, luego de que la compañía de helados y la plataforma de comidas reembolsaran parte del dinero de su inusual pedido.

Un niño gasta más de 1.130 dólares en helado a través de una aplicación de comidas

El protagonista de esta historia es Christian King quien hizo un enorme pedido de helados y pasteles en la plataforma de Uber Eats a través del teléfono de su padre Kris King, mientras éste, miraba a su hija mayor jugar en un partido de fútbol americano.

El hombre confesó que decidió entretener a su hijo con el dispositivo móvil mientras veía el partido, sin imaginar que el pequeño iba hacer un enorme pedido de alimentos.

“Primero que nada pensé que eran 139 dólares. Y luego realmente lo miré y costaba 1.139 y casi sufrimos un infarto.

Miré la pantalla unas 30 veces. Eso es lo largo que fue el pedido, eran como 99 pasteles”, aseguró King, según informó el portal The Guardian.

La compra la hizo en UberEats

El niño le dijo a su padre que iba a llegar un pedido, pero él no le prestó mayor atención, cuando a la estación de bomberos -donde trabaja- llegó dicha solicitud.

“Pidió dos de tiramisú, dos de bizcocho de champiñones, el tronco de chocolate, eligió los que quería. No eligió simplemente al azar. También pidió ocho o nueve tarrinas de 1,5 litros de fresas con crema y gelato doble dolche.

Es un niño pequeño y descarado que acaba de ordenar lo que le gusta”, explicó el padre.

El hombre dijo que usan dicha aplicación de manera frecuente: “Pedimos cosas a UberEats todos los días; y obviamente nos ha visto hacerlo todo el tiempo, pero nunca lo había hecho”, afirmó.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
craig duke

Craig Duke, el pastor que apareció en un documental vestido de ‘drag queen’ se retira

recien nacido 1

Un padre preocupado le dice a un desconocido que su recién nacida no puede respirar; un buen samaritano le salva la vida