Un joven graba un video con una criatura marina sin saber que una picadura le puede causar la muerte

criatura marina

Un usuario de Tik Tok subió un video en el que se ve como juega con un animal marino que aparentemente no es peligroso.

Un joven graba un video con una animal marino sin saber que una picadura le puede causar la muerte

El video fue grabado en la isla australiana de Stradbroke por el usuario @julianbayd, quien toma al pequeño animal en su mano y lo vuelve a dejar sobre el agua.

Como no sabía de qué especie se trataba, decidió preguntarle a sus seguidores quienes le dijeron que era un dragón azul, una babosa marina cuya picadura puede ocasionar la muerte.

La publicación tiene más de un millón de vistas y miles de comentarios que le advierten al joven el peligro que corre al interactuar con esta especie marina.

Dragón azul: babosa marina

Su nombre científico es ‘Glaucus atlanticus’. Su tamaño puede ser de 3 a 4 cm. Con rayas azules oscuras o hasta negras este animal tiene dientes que parecen espadas.

Los expertos aseguran que se encuentra en las costas de Sudáfrica, en Australia, y hasta Mozambique, es decir, en aguas templadas y tropicales del mundo.

Viven en mar abierto pero los estudiosos del tema dicen que accidentalmente llegan a la orilla movidas por la corriente, por lo que se pueden encontrar fácilmente en las playas. Sin embargo, todavía no se sabe si se mueven por sí solos.

También es conocida como babosa marina venenosa, que recoge en las puntas de sus ceratas, o mejor, sus dedos: veneno. Debido a que lo almacena este animal puede generar uno mortal.

Se alimenta de otros animales como por ejemplo la carabela portuguesa.

El dragón azul es hermafrodita, lo que quiere decir que tiene ambos órganos sexuales.

LEA TAMBIÉN

 

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
john stewart

Un anciano desaparecido fue encontrado muerto en un estanque, su perro estaba sentado junto a él

hija gritó a un indigente

Una madre castiga a su hija y la hace dormir en una tienda de campaña por gritar a un indigente