Un hombre con una grave deformación recibe una nueva nariz por Navidad: «Dios envió un ángel»

conrado ramos estrada

Conrado Ramos Estrada un hombre que se había acostumbrado a llevar máscaras faciales mucho antes que el resto de nosotros. Su nariz había crecido tanto que este pintor y obrero de la construcción de 57 años tenía problemas para comer y respirar, así que prefería cubrirla de todos modos.

Un hombre de Nueva York con una grave deformación recibe una nueva nariz por Navidad

«Me miraban fijamente», dijo el residente de Portchester, Nueva York, «los niños preguntaban a sus madres qué me había pasado, y yo lo evitaba usando una mascarilla todo el tiempo».

Además de ser una molestia estética, su nariz extragrande también obstruía la respiración, provocaba ronquidos y, funcionalmente hablando, simplemente estorbaba. «Me llegaba a los labios y cada vez que daba un bocado al comer tocaba la cuchara«, dice.

Ahora, con la máscara -y su nariz- fuera del camino, los amigos y la familia pueden ver por fin a Estrada sonriendo.

Todo gracias a un encuentro casual con el cirujano plástico Dr. Thomas Romo, director de cirugía plástica reconstructiva facial del Hospital Lenox Hill.

Romo dijo que «estaba como emocionado» de conocer a Estrada cuando se presentó en su casa en Bronxville con un equipo de pintura hace unos cinco meses.

«Este fue uno malo», dijo de la «probóscide» de Estrada, que parecía como si tuviera «un pene en la nariz», según la descripción de Romo. «Era una infección humeante (…) y habría seguido avanzando».

No pudo resistirse a apartar a Estrada.

«No me importa decirle a la gente lo que pienso», admitió Romo.

Durante años, Estrada había sufrido su nariz desfigurada a causa del rinofima. Las personas que padecen esta enfermedad tienen la piel engrosada, con granos y picaduras en la punta de la nariz debido al aumento de las glándulas sebáceas (grasa). Se desconoce la causa de esta afección, aunque se ha clasificado como una forma de rosácea, una enfermedad inflamatoria de la piel.

«Llevaba seis años acudiendo a médicos y especialistas de la piel y nada mejoraba», dice Estrada. No existe un tratamiento eficaz para el rinofima. Para casos extremos como el de Estrada, la cirugía era la única forma de reducir su nariz.

El rinofima es poco frecuente y afecta sobre todo a los hombres. Suele empezar a desarrollarse en la mitad de la vida y puede crecer sin control en ausencia de una intervención quirúrgica.

«No había visto un rinofima en unos 20 años«, dijo el Dr. Romo, que realizó la operación de Estrada.

«Esto tiene que estar afectando a su vida», pensó Romo, «a su relación con otras personas… y a su capacidad para conseguir trabajo, y a [su] autoestima».

Romo está acostumbrado a hacer trabajos «pro bono» a través de su Fundación Little Baby Face, dedicada a proporcionar cirugía a niños desatendidos con deformidades faciales. Añadió: «No hay mucha gente que sepa cómo arreglar esto», y el seguro médico no necesariamente lo cubre.

«Me vio y me dio un abrazo», dijo Estrada. «Me dijo: ‘Voy a ayudarte'».

Sólo hicieron falta unos días y unos formularios para firmar antes de que Estrada estuviera en el quirófano. Ahora, a punto de cumplirse cuatro semanas desde la operación, ha vuelto al trabajo y a vivir su vida.

No es sólo la forma de su cara lo que ha cambiado, dijo Romo. «Se diría que ha ganado una medalla de oro olímpica», describió sobre las fotos del postoperatorio de Estrada. «El pecho está fuera, la cara está fuera, es un tipo sonriente. Me siento muy bien por él».

La confianza hace «una persona mejor y más productiva en la sociedad», dijo Romo. «Hago todo lo que puedo para ayudar a mi comunidad. Quiero que esta comunidad florezca».

Estrada dijo que la reacción de sus seres queridos ha sido «enorme». Dijo: «Creo que Dios envió un ángel para cuidar de mí, y así es como veo al Dr. Romo».

LEA TAMBIÉN

Un indigente elige a su perro en vez de una vivienda y una importante cirugía: «No voy a renunciar a él»

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
gemelos

Gemelos nacidos con 15 minutos de diferencia en años distintos: 2021 y 2022

crista larock

Una familia mete a su hermana positiva para Covid en una tienda de campaña de burbujas para que pueda participar en la cena de Navidad