Tras ocho años de lucha, Judith Nwokocha se alegró mucho al descubrir que estaba embarazada

judith nwokocha

Esta fotógrafa de 38 años, nacida en Nigeria y residente en Calgary, quedó embarazada por fecundación in vitro con su marido, que también es negro, y más tarde descubrió que en realidad estaba embarazada de gemelos.

Tras ocho años de lucha, Judith Nwokocha se alegró mucho al descubrir que estaba embarazada

A medida que avanzaba su embarazo, uno de sus bebés se retrasó en el crecimiento y le advirtieron que su bebé podría tener síndrome de Down.

A las 37 semanas, Judith se sometió a una inducción y sus gemelos nacieron por cesárea.

Dio a luz a su hijo, Kamsi, que pesó 2,7 kilos, pero se preocupó, como es lógico, cuando su hija, Kachi, llegó pesando sólo 1,3 kilos.

Pero esta no era su única preocupación, ya que a su hija le diagnosticaron albinismo, que afecta a la producción de melanina, el pigmento que da color a la piel, el pelo y los ojos.

Cuando le entregaron sus hermosos bebés, Judith reveló que se sorprendió al verlos y que al principio pensó que se había equivocado de bebé.

«La primera vez que la vi, me pregunté si la enfermera me estaba dando mi bebé o el de otra persona. Esperé unos segundos a que alguien me dijera que había una confusión, pero lo único que escuché de la enfermera fue lo hermosa que era», agregó.

Judith estaba preocupada por el crecimiento de su hija mientras la llevaba en brazos, pero nunca pensó que daría a luz a un bebé blanco.

Judith escribió: «Me sorprendió bastante lo blanca que era». Pocos días después de que nacieran los gemelos, los médicos le dijeron a Judith que Kachi tenía albinismo.

Al principio, la madre de dos hijos estaba preocupada por Kachi y por cómo reaccionaría la gente ante ella. Pero, por otro lado, también estaba preocupada por su salud después de que le dijeran que Kachi tendría problemas de visión para el resto de su vida.

«Quería a mi pequeña princesa como cualquier madre querría a su bebé, pero me preocupaba su estado», escribió en un ensayo de Love What Matters.

«Poco a poco, la preocupación se convirtió en tristeza y empecé a cuestionar a Dios, me preguntaba por qué me pondría en esa situación. Me preocupaba su futuro, cómo la trataría la sociedad, cómo sería aceptada… Tenía celos de otros bebés negros y pensaba: ‘¿Por qué yo? ¿Por qué fui yo quien tuvo un bebé albino? ¿Cómo es que tengo gemelos blancos y negros?»

Incluso dijo que ella y su marido tuvieron que ir a terapia para aprender a lidiar con la condición de Kachi. Cuando los gemelos cumplieron un año, Judith dijo que había aprendido a dejar de lado la negatividad.

«Empecé a ver la belleza en su estado. Empecé a admirar su pelo dorado, sus ojos marrones, sus labios rosados y todo lo que había en ella. Me di cuenta de lo atractiva que era para la gente cuando los sacaba. La gente la admiraba mucho y suele ser la que se lleva toda la atención«.

Como todos los gemelos, hermano y hermana tienen un vínculo especial y no notan nada diferente.

Judith dice que ahora trabaja para recordar siempre a su hija lo especial que es.

«Siempre le digo lo hermosa que es porque realmente lo es. No cambiaría su estado ni por un millón de dólares porque es perfecta para mí en todos los sentidos», dice.

«El albinismo puede tener sus retos, pero yo le enseño a ser fuerte y a superar lo que se le presente. Muestro la belleza del albinismo haciéndole fotos constantemente a ella y a su hermano gemelo. No estoy seguro de que ahora sea consciente de su singularidad, pero con el tiempo lo sabrá. Y es mi responsabilidad criarla y enseñarle a quererse a sí misma pase lo que pase», agregó.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
jada pinkett

La esposa de Will Smith, rompe su silencio sobre su enfermedad: ‘Me afeito el cuero cabelludo, tengo alopecia’

sara gomez

Una madre muere tras someterse a una operación de liposucción fallida que le dejó lesiones «típicas de una pelea con cuchillos»