Sophia Hadjipanteli, la modelo que transformó los estereotipos de belleza

Sophia Hadjipanteli

La carrera profesional de Sophia Hadjipanteli, ha marcado la diferencia en la industria de la moda. Esto debido a que la modelo además de posar defiende su característica uniceja; la cual se niega a modificar para entrar en los estándares de belleza tradicional.

Sophia es de Chipre y posee una belleza que impacta, sin embargo, muchos la han criticado por su característica uniceja que destaca en su rostro.

La modelo que cambió los estándares de belleza

Sophia Hadjipanteli, es sin duda una de las modelos que más ha impactado en los últimos años, esto a raíz de que la nacida en Chipre, se niega y pide a las mujeres que no se depilen sus cejas sin son abultadas.

La modelo busca causar un impacto positivo de aceptación y amor propio que poco se idealice a los estándares de belleza manejados en la industria de la moda. Además, deja claro que lo importante es sentirse cómoda consigo y, los comentarios negativos sobre el aspecto físico deben omitirse.

El impacto de la modelo

La modelo ha compartido anécdotas del bullying que sufrió durante su niñez debido al tamaño de sus cejas. También fue blanco por su vestuario y no dominar el idioma cuando se mudó a Estados Unidos.

“No nacemos con inseguridades, se nos dice que odiemos ciertas partes de nuestro cuerpo. Estamos condicionados a ser lo que los demás quieren“, manifestó Sophia Hadjipanteli en una entrevista.

La carrera de Sophia

Tras aparecer en la edición italiana de Vogue, Hadjipanteli, dio un giro a su carrera y a su vida; la joven decidió dejarse las cejas al natural y promover este movimiento en la industria. Si bien algunos todavía la juzgan por no ajustar a los estándares de belleza, la modelo se defiende y deja claro que no cambiará su estilo por cumplir una norma poco realista.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
justin smith

Un hombre murió congelado y médicos lograron revivirlo

hachiko

Hachiko: la historia del perro que esperó 10 años a su dueño