Mujer que murió sin hogar dejó una herencia de 884.000 dólares no reclamada por su madre

cathy boone

Mujer de 49 años murió en un refugio para personas sin hogar en Astoria, Oregón, sin saber que tenía una herencia por 884.000 dólares. Cathy Boone vivió en la calle durante casi cuatro años antes de su fallecimiento. Su padre, Jack Spithill, reveló que la muerte de su madre, Patricia Lupton, en 2016, provocó su caída, ya que comenzó a luchar con problemas de salud mental y empezó a abusar de las drogas. 

Mujer que murió sin hogar dejó una herencia de 884.000 dólares no reclamada por su madre

Tras el fallecimiento de su madre, un tribunal ordenó que 884.407 dólares de la herencia de Lupton fueran entregados a Boone en 2019. Las autoridades hicieron todo lo posible por contactar con la mujer de 49 años, pero no consiguieron localizarla. Así, su cuantiosa herencia fue devuelta a un banco estatal, donde quedó a la espera de que Boone la reclamara.

Seis meses después de recibir el dinero, Boone, por desgracia, desarrolló problemas respiratorios mientras vivía en el Astoria Warming Shelter de Oregón. Más tarde falleció en el Hospital St Vincent de Portland. No está claro si ella era consciente de que el dinero era suyo o si incluso entendía cómo conseguirlo, según Spithill.

También describió a su hija como alguien que estaba teniendo una «vida difícil» y que necesitaba desesperadamente el dinero. «No tenía ningún sentido para mí. Ese dinero estaba ahí, y ella necesitaba ayuda de la peor manera», dijo. «Tenía una vida dura, pero cuando era buena, era realmente buena».

En cuanto a sus amigos, aparentemente ni siquiera eran conscientes de que Boone tenía tanto dinero a su disposición. Revelaron que ella luchaba por sobrevivir como muchas personas que viven en condiciones duras y sin abrigo en el exterior. «Todos tenemos nuestros momentos, pero en su mayor parte tenía más sonrisas que llantos», dijo un amigo de Boone, Glen Lonquist.

Boone, que creció en la zona de Portland, tuvo problemas de salud mental desde muy joven, justo después de que sus padres se separaran. Su padre, Spithill, que se volvió a casar, añadió: «Lo atribuyo casi todo a las drogas, pero creo que también tenía algunos problemas de salud mental y la combinación de ambos no le fue muy bien». Durante años, Boone fue voluntaria en una cafetería de Portland antes de mudarse a Astoria, donde vivía su madre.

Luego, en 2016, su madre, falleció, lo que desencadenó la recaída de Cathy en el abuso de drogas, según Spithill. «Cuando no tenía ninguna conexión con la familia o los amigos, y consumía drogas, entonces creo que era un alma verdaderamente perdida», dijo Spithill. Después de que Boone recibiera el dinero, las autoridades publicaron anuncios en el periódico local, enviaron correos electrónicos a los miembros de su familia, le enviaron mensajes en Facebook e incluso intentaron localizar su teléfono.

También se contrató a un investigador privado, pero ni siquiera ellos pudieron encontrarla. «Teniendo en cuenta los esfuerzos realizados durante un año y medio por el representante personal y el abogado de esta herencia en particular, realmente no hay mucho más que el Estado pueda hacer», dijo la gerente de propiedad no reclamada de Oregon State Lands, Claudia Ciobanu. «Este es un caso único y nos solidarizamos con la familia».

«No creo que se acercara a ellos por su cuenta, pero había bastante gente que podría haberle prestado ayuda», señaló Spithill, que lamenta no haber podido ayudar a su hija cuando lo necesitaba. «Creo que mi incapacidad para reconocer sus problemas de salud mental. En cierto modo la abandoné por culpa de las drogas y no debería haberlo hecho», señaló.

LEA TAMBIÉN

Una madre fingió la enfermedad de su hijo adoptivo, le puso una silla de ruedas y una sonda de alimentación por dinero

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
gemelos luan y alban ahmeti

Gemelos de vacaciones con sus padres y una pareja: víctimas del accidente de autobús

alena yildiz

Una modelo dice que no la invitaron a la boda de su amiga por lucir «demasiado bien» en el vestido de dama de honor que la novia eligió para ella