Las hembras de los delfines tienen un órgano sexual que proporciona placer al igual que los humanos

delfines

Se examinó el órgano sexual de 11 delfines mulares que fueron encontrados muertos en las playas de Estados Unidos.

Las hembras de los delfines tienen un órgano sexual que proporciona placer al igual que los humanos

Un gran cerebro no es el único atributo de los delfines que se parece a los humanos: Científicos de Massachusetts han descubierto que estos mamíferos marinos tienen clítoris grandes y bien desarrollados, que aparentemente proporcionan tanto placer como el de un humano. El estudio se publicó el lunes en la revista Current Biology, según Eureka Alert.

«El clítoris de los delfines tiene muchas características que sugieren que funciona para proporcionar placer a las hembras», dijo Patricia Brennan, profesora adjunta de biología en el Mount Holyoke College de Massachusetts.

Brennan se inspiró para realizar la investigación mientras estudiaba la evolución del clítoris de los delfines.

«Cada vez que diseccionábamos una vagina, veíamos este clítoris tan grande, y teníamos curiosidad por saber si alguien lo había examinado en detalle para ver si funcionaba como un clítoris humano», explicó Brennan. «Sabíamos que los delfines tienen relaciones sexuales no sólo para reproducirse, sino también para solidificar los vínculos sociales, así que parecía probable que el clítoris pudiera ser funcional».

Para determinar que los órganos sexuales de los delfines no sólo sirven para procrear, Brennan y su equipo examinaron la anatomía de 11 delfines mulares que fueron encontrados muertos en las playas de Estados Unidos.

Descubrieron que sus vulvas eran sorprendentemente «similares» a la forma de la de un humano, lo que Brennan consideró interesante dado que «la pelvis entera de los delfines es muy diferente».

Al igual que sus hermanos bípedos, el órgano sexual de las hembras de nariz de botella está envuelto en una capucha, informó New Scientist. A medida que la criatura madura, esta cubierta se arruga, lo que puede hacer que la punta de la vulva se llene de sangre cuando se excita.

«Además, el tamaño de los nervios del cuerpo del clítoris fue muy sorprendente», dijo Brennan. «Algunos tenían un diámetro superior a medio milímetro».

Su teoría del placer de los delfines se apoya en el hecho de que sus vaginas están situadas en un lugar que haría casi inevitable la estimulación coital. No sólo eso, sino que los animales mantienen relaciones sexuales durante todo el año -incluso cuando no pueden concebir- e incluso se ha observado que se palpan mutuamente los genitales con sus aletas y hocicos.

Brennan espera, en última instancia, que su investigación contribuya a ampliar nuestra comprensión de la vida sexual tanto de los humanos como de los animales.

«Este descuido en el estudio de la sexualidad femenina nos ha dejado con una imagen incompleta de la verdadera naturaleza de los comportamientos sexuales», dijo. «Estudiar y comprender los comportamientos sexuales en la naturaleza es una parte fundamental de la comprensión de la experiencia animal y puede incluso tener importantes aplicaciones médicas en el futuro».

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
cena de navidad

Una vendedora lleva a cenar a un anciano viudo tras enterarse de que pasará la Navidad solo

catfish queen

‘Catfish Queen’ desvela sus trucos de belleza: «Puedo transformarme en una mujer blanca»