La ex mujer de Vladimir Putin, su supuesta amante secreta y el misterio que rodea a sus hijos

vladimir putin

Vladimir Putin desprecia cualquier intromisión en su vida privada, que está rodeada de mucho misterio. El Presidente ruso no habla de sus asuntos personales y dos de sus hijas se han mantenido alejadas de los focos y apenas se habla de ellas.

Está claro que a Putin no le gusta que nadie intente ahondar en su vida fuera del Kremlin, y arremete contra «los que con sus mocos y fantasías eróticas merodean en la vida de los demás».

«Tengo una vida privada en la que no permito interferencias.

Hay que respetarla», dijo.

Los misterios que rodean la vida privada de Vladimir Putin

El estado actual de la relación de Putin es un poco misterioso, en medio de las especulaciones de que siguió adelante muy rápidamente tras separarse de su esposa de 30 años.

Admitió que tenía la «costumbre de llevar una vida de soltero» hasta que se la arrancó la ex azafata Lyudmila Putina. Se conocieron en su ciudad natal, Leningrado, ahora San Petersburgo, cuando un amigo común invitó a Putin a ver una obra de teatro junto con varias amigas.

Se dice que Putin ocultó que trabajaba como espía del KGB durante gran parte de su noviazgo de tres años y se casaron en julio de 1983.

La pareja tuvo dos hijas, Mariya, en abril de 1985, y Yekaterina, en agosto de 1986, después de haberse trasladado a Alemania cuando Putin estaba destinado como espía soviético.

Putin ascendió en las filas del sucesor del KGB, el FSB, y luego se convirtió en el sucesor de Boris Yeltsin cuando éste dimitió en 1999.

La relación con Lyudmila

Al parecer, Lyudmila deseaba desempeñar un papel activo a la altura de su marido, pero éste la mantuvo en la sombra porque supuestamente pensaba que debía «ser más modesta y no sobresalir».

Trabajar 16 y 17 horas diarias pasó factura a su vida familiar y en junio de 2013 anunciaron que se separaban a pocas semanas de su 30 aniversario de boda.

lyudmila y putin

En una aparición en la televisión estatal tras asistir juntos a un ballet, Putin admitió que los rumores de que él y su esposa ya no vivían juntos eran «ciertos» y que ella había «terminado su turno» como Primera Dama de Rusia.

Durante sus años en el poder, ella sólo había aparecido cuando lo requería el protocolo, rara vez se veía cómoda, y tuvo una polémica aparición en televisión unos años antes porque no llevaba anillo de boda.

«Nuestro matrimonio está acabado porque apenas nos vemos», dijo Lyudmila.

«Vladimir está completamente sumergido en su trabajo. Nuestros hijos han crecido, cada uno vive su propia vida… Y realmente no me gusta la publicidad».

La supuesta amante secreta

A lo largo de los años, Putin ha sido perseguido por rumores de un romance, algo que él siempre ha negado.

Pero se agravaron cuando su rival político Alexi Navalny afirmó que se había casado con la ex gimnasta olímpica Alina Kabaeva en una ceremonia secreta.

Kabaeva ganó una medalla de oro para Rusia en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004 antes de retirarse del deporte y entrar en la política.

Considerada en su día como la mujer más codiciada de Rusia, el único otro pretendiente con el que se la relacionó en los medios de comunicación fue un policía georgiano casado, pero se dice que esta relación se extinguió en 2005.

Los primeros rumores relacionaron a Alina, 30 años más joven que Putin, con el líder ruso en 2008, cuando era diputada del Kremlin.

Muchos rusos la consideraron la razón de la ruptura del matrimonio de Putin, Lyudmila, y creyeron que se había convertido en la nueva Primera Dama rusa.

El dictador de la vecina Bielorrusia, Alexander Lukashenko, insinuó que la decisión de divorcio de Putin se produjo porque Kabaeva «presionó al presidente».

Pero el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, negó las afirmaciones en una entrevista televisiva, afirmando que Putin seguía soltero y desestimó los rumores sobre su matrimonio como «chismes, habladurías y suposiciones».

El misterio que rodea a sus hijos

Kabaeva dirigió un importante holding mediático pro-Kremlin, pero desapareció en octubre de 2018 en medio de sugerencias no confirmadas de que tenía una familia joven.

Ha habido frecuentes informes de que Putin es el presunto padre de hasta cinco hijos con Kabaeva, que desapareció por completo en 2018. Al parecer, dio a luz al hijo de Vladimir Putin, Dmitry, en 2008, antes de que llegara una hija en 2012, otro supuesto hijo en 2015 antes del nacimiento de gemelos en 2019.

Vladimir Putin y Alina

Una fuente de Moscú dijo a The Sun: «Putin es un hombre intensamente privado – ha estado ocultando a sus dos hijas adultas bajo identificaciones falsas durante años. Incluso ahora, aunque habla de ellas ocasionalmente, nunca las nombra».

«Si Alina dio a luz a sus hijos, su ocultación podría ser uno de los indicios más fuertes que apuntan a esto».

Alrededor de la época de los últimos nacimientos, Putin le concedió la más alta medalla civil del país «Por el mérito a la patria».

La reaparición de la atleta en los Juegos Olímpicos

Después de no ser vista durante dos años y medio, Kabaeva reapareció dramáticamente en público el pasado verano anunciando a los jueces de Tokio 2020 después de que la estrella rusa Dina Averina no consiguiera la medalla de oro en gimnasia rítmica.

También se rumorea que Putin tiene otra hija secreta, la supuesta hija del amor Luiza Rozova, fruto de una relación extramatrimonial con la limpiadora convertida en multimillonaria Svetlana Krivonogikh.

La estudiante de 18 años dijo que le encantaba el «protagonismo» cuando su identidad fue revelada por los medios de comunicación de la oposición en Rusia el año pasado.

En cuanto a los hijos oficiales de Vladimir Putin, le gusta mantenerlos alejados de las cámaras y se sabe poco de sus vidas. La hija mayor, María, de 36 años, se dedica a la investigación médica y es experta en enanismo, según los informes.

Las hijas reconocidas de Vladimir Putin

Está casada con el empresario holandés Jorrit Faassen y se cree que es la madre de los dos nietos confirmados de Putin, que nacieron en 2012 y 2017.

Por su parte, Katerina, de 35 años, lleva el apellido de su abuela materna, Tikhonova, y es una antigua bailarina acrobática. Es licenciada en Física y Matemáticas y ahora encabeza una importante iniciativa rusa de inteligencia artificial.

La segunda hija mayor de Putin estuvo casada con el multimillonario más joven de Rusia, Kirill Shamalov, pero al parecer se separaron en 2018.

«La cosa es que no quiero que crezcan como príncipes hereditarios, quiero que crezcan como personas normales», dijo Putin a la televisión rusa en 2017. «Si menciono las edades y los nombres, serían identificados y nunca se quedarían solos».

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
alex tienda

Alex Tienda, el youtuber mexicano que es tendencia en el conflicto entre Rusia y Ucrania

closeup shot of gravestone with blurred background at daytime

La triste historia de Brandon: el joven de 23 años que murió al día siguiente de salir de la cárcel