«Estoy asustada, pero espero despertarme»: las últimas palabras de una mujer con covid antes de ser intubada

Justine Laymond murió por covid

Justine Laymond, que «sabía que moriría» si contraía el Covid, creó una lista de personas de las que despedirse antes de ser conectada a un respirador artificial.

La mujer de 48 años, contrajo el Coronavirus en noviembre y falleció trágicamente a principios de este mes, 15 años después de sobrevivir a un doble trasplante de pulmón, escribió en su último post de Facebook: ‘Me han llevado al hospital de madrugada, el oxígeno era de 30.

Estoy con la máquina CPAP y luchando, pero reconozco que estoy asustada».

La artista, de Essex, habló con The Mirror el año pasado y reveló que tenía «una bolsa de hospital preparada y una lista de llamadas telefónicas que hacer» en caso de que se infectara, y admitió que estaba «muy asustada» pero que «lucharía por su vida».

Un trasplante de pulmón previo preocupaba a la joven

En 2006, Justine evitó la muerte por poco después de que sus pulmones fallaran, y estuvo tres semanas en coma, pasando semanas con soporte vital y soportando 15 colapsos pulmonares antes de que un trasplante de pulmón le salvara la vida.

Justine siguió compitiendo en los Juegos del Trasplante, se convirtió en una exitosa artista drag y se aseguró de vivir la vida al máximo, antes de que llegara la pandemia.

En una entrevista realizada el año pasado, Justine Laymond dijo: «Estoy muy asustada. Sé que si me contagio, moriré. Lucharía por mi vida si me contagiara, pero sé que me matará». Tengo mis deseos por escrito. Si tenemos que llamar a una ambulancia, tengo una lista de personas a las que llamar para despedirme. Tengo una bolsa de emergencia preparada».

La mujer se contagió de Covid

Justine y su novio Tom Hipperson, de 46 años, se contagiaron de Covid el mes pasado, y mientras él mejoró rápidamente, la salud de Justine siguió deteriorándose.

A Justine Laymond le aconsejaron que aumentara la medicación que estaba tomando para evitar que su cuerpo rechazara sus pulmones, pero le aconsejaron que llamara al 999 esa misma semana.

Tras ser trasladada al hospital, se le aplicó un sistema de respiración artificial y compartió su desgarrador mensaje final.

En una publicación en redes se despidió de sus amigos

Escribió: «Estoy luchando demasiado. Voy a conectarme a un respirador artificial. Os quiero a todos. Por favor, mantened vivos mis recuerdos. Espero que me despierte. Pero mis pulmones están muy mal por dentro. Amor a todos. Gracias por sus amistades x».

Justine padecía la enfermedad pulmonar linfangioleiomiomatosis, que provoca un deterioro progresivo.

Antes del trasplante, estaba confinada a una silla de ruedas, necesitaba oxígeno constante e incluso estaba en coma inducido.

Después de tres falsas alarmas y 16 meses en el hospital, por fin hubo un donante disponible.

En declaraciones al Mirror este mes, Tom, desconsolado, explicó que ella había vivido plenamente para que la familia del donante del trasplante de pulmón pudiera ver lo que habían conseguido.

Y añadió: «Que esto se la lleve después de haber sido tan cuidadosa durante tanto tiempo. Nosotros éramos los que seguíamos llevando las mascarillas y usando el gel de manos y animando a la gente a hacerse las pruebas. Es muy injusto que se haya contagiado».

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
ladrarle a un perro

El reto de Tik Tok que estresa a los perros cuando sus dueños les ladran

davyon johnson

Un niño de 11 años salva a un estudiante que se ahoga y rescata a una mujer del incendio de su casa el mismo día