Enfermera se quitó la vida después de perder ambas piernas y un brazo tras un diagnóstico erróneo

enfermera muerta

Una valiente enfermera que perdió sus piernas y un brazo después de desarrollar sepsis fue encontrada muerta por su desconsolado esposo. La mujer se quitó la vida por un diagnostico erróneo.

Enfermera se quitó la vida después de perder ambas piernas y un brazo por un diagnóstico erróneo

Jayne Carpenter, de 53 años, se quedó con una sola extremidad después de que una tos se convirtió en sepsis hace cuatro años.

Carpenter había estado recaudando fondos para someterse a una cirugía pionera de la extremidad que no está disponible en el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, financiado con fondos públicos.

Ella había recaudado más de $ 35,000 de su objetivo de $ 485,000 cuando murió, después de decir que estaba «aguantando» la vida en lugar de disfrutarla.

Una investigación escuchó que su desconsolado esposo Rob, de 56 años, recibió una llamada de su esposa pidiéndole que recogiera a su perro.

Llegó a su casa en Merthyr Tydfil, Gales del Sur, alrededor de las 4.30 p.m. para encontrarla muerta.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Jayne Carpenter (@jclifewithnolimits)

Robert rindió homenaje a su esposa en la audiencia, llamándola una persona «asombrosa» y agregó «la estrella más brillante de mi cielo se ha quemado».

Jayne había estado desesperada por llevar un estilo de vida activo a pesar de sus complicaciones médicas, pero su independencia había sido «despojada de la noche a la mañana».

Robert dijo que su esposa era una «persona feliz, alegre y sociable» que tenía una pasión por «viajar alrededor del mundo» cuando se conocieron.

Jayne desarrolló sepsis en 2016 después de ir al médico con tos y le diagnosticaron neumonía mientras estaba en el hospital.

Pasó dos meses en coma y le amputaron ambas piernas y un brazo debido a las enfermedades.

Después de sus amputaciones, el Sr. Carpenter dijo que su esposa “puso todo su esfuerzo en recuperar su vida” y “nos asombró como familia”.

Dijo que, como defensora de la concienciación sobre la sepsis, sus experiencias se utilizaron para «ayudar a la educación de los estudiantes de medicina».

Pero en noviembre de 2019 notó «un deterioro repentino» en la salud mental de Jayne y comenzó a beber más alcohol.

La investigación escuchó que Jayne sintió que la pandemia de Covid le impidió disfrutar de las cosas que eran importantes para ella.

Los informes de toxicología mostraron que tenía una «gran cantidad» de alcohol en su sistema, pero la policía no encontró una nota de suicidio.

La asistente forense de South Wales Central, Dra. Sarah-Jane Richards, registró un veredicto narrativo.

La Dra. Richards agregó que su deseo de vivir fue «desafiado» por «eventos traumáticos que le cambiaron la vida».

LEA TAMBIÉN

Un cirujano podría haber infectado a dos mujeres que murieron por herpes

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
un nino es golpeado

Un adolescente golpea a un joven de 15 años: le rompe las gafas y casi lo deja ciego

ropa de segunda

Una madre enseña a su hijo una valiosa lección de vida en una tienda de ropa de segunda