El vídeo viral de un hombre comiéndose un gato vivo desata la indignación en Indonesia

un hombre se come un gato

Un hombre indonesio conmocionó a los internautas al ser filmado comiendo un gato en un mercado de Yakarta, pero la extraña historia tiene algo más.

El vídeo viral de un hombre comiéndose un gato vivo desata la indignación en Indonesia

Los internautas indonesios están alucinando con un hombre que fue grabado devorando un gato vivo en Kemayoran, al norte de Yakarta. La cuenta de Instagram @christian_joshuapale subió por primera vez el controvertido vídeo el 28 de julio, que se hizo rápidamente viral, consiguiendo más de 179.000 visitas el 2 de agosto.

«¿Alguien conoce al hombre de este vídeo? Se ha comido un gato vivo hoy en el mercado de Kemayoran, en el norte de Yakarta. Por favor, ayuden a identificar al autor para que las autoridades puedan encargarse de él», dice el pie de foto del vídeo.

El 1 de agosto, tras casi una semana en la que la policía intentó localizar al escurridizo autor, su propia familia lo entregó a la policía.

En el vídeo, el hombre devora la carne de un gato a medio comer.

Parece que está enfadado.

La policía se apresuró a identificar al devorador de gatos, pero tardó en encontrarlo. El hombre era Abah Grandong, un preman de 69 años, o alguien que se dedica a la magia negra. Un pariente de Grandong dijo a los medios de comunicación locales que, como resultado, Grandong exhibe ataques de comportamiento irracional y «a menudo es poseído en casa».

Desde entonces, Grandong se ha disculpado por sus acciones. «En relación con el vídeo que inquietó a muchos indonesios, pido disculpas. Lo que hice en el vídeo forma parte de una tradición de Banten conocida como debus (demostraciones extremas de fuerza)».

La policía cree que Grandong mató al gato con sus propias manos y se lo comió por frustración hacia uno de los inquilinos del mercado, que se negó a seguir sus órdenes de cortar la electricidad. Esto, según Syaiful Anwar, jefe de la policía de Kemayoran.

Grandong afirma que no tenía intención de intimidar a los locales. Al contrario, su intención era que sólo el personal de seguridad de un inquilino le viera comer un animal vivo. «Cuando empecé a comerme el gato, éste ya estaba inconsciente, ya que le había hecho un ritual místico sin que lo supieran las personas que me rodeaban», dijo Grandong.

La ley de protección de animales

La policía ha acusado a Grandong en virtud de las leyes de protección de los animales y tiene previsto someterle a un examen mental en el hospital de la policía local, pero aún no está claro si cumplirá alguna pena de cárcel. En Indonesia, la policía suele trivializar el maltrato a los animales y, cuando se presentan cargos, las consecuencias suelen ser sólo una pequeña multa o no más de nueve meses de cárcel.

El inquietante acto suscitó amargas y airadas reacciones en Internet. Una portavoz de la Red de Ayuda a los Animales de Yakarta (JAAN), Femke den Haas, también denunció la muestra de violencia. Dijo que el hombre puede ser una amenaza para la seguridad pública.

«Si está haciendo cosas brutales a los animales que no son en defensa propia, podría estar haciéndolo a los niños», dijo Femke a Detik.

Y por último, una prueba más de que Grandong puede haber perdido la cabeza: dice que no tenía ni idea de que el animal que se comía era un gato hasta que el vídeo se hizo viral. Afirma que pensaba que se estaba comiendo un conejo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Yayasan Sarana Metta Indonesia (@christian_joshuapale)

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
joven se quema la cara con truco

Una modelo e influencer acaba con la cara quemada tras probar un truco de belleza de TikTok

bebe prematura muere

Una madre desconsolada porque su hija, que sólo pesaba medio kilo, murió en sus brazos sin conocer a su familia