El problema de piel que Michael Jackson intentó ocultar

michael jackson

¿Quién podría olvidar los emocionantes movimientos de baile y la celestial voz del único Michael Jackson? y ¿quién sabe realmente lo que padecía con su piel?

El problema de piel que Michael Jackson intentó ocultar

Nació en Gary, Indiana, el 29 de agosto de 1958, y era virgo.

Por lo tanto, era una especie de perfeccionista, como se demuestra en sus conciertos.

MJ fue reconocido como el Rey del Pop, y se convirtió en el cantante más exitoso de la historia de Estados Unidos por lanzar éxitos premiados como Billie Jean y Beat It. Saltó a la fama a los seis años cantando con su familia (los Jackson Five) junto a sus hermanos Jermaine, Tito, Marlon y Jackie. Su álbum de 1982, «Thriller», se convirtió en el más vendido de la historia, con 13 premios Grammy y 13 canciones en el número 1 de las listas estadounidenses.

Se casó con Lisa Marie Presley, hija de Elvis Presley, el 26 de mayo de 1994. Tras su divorcio el 18 de enero de 1996, se casó con Debbie Rowe el 14 de noviembre de 1996. Tuvo tres hijos llamados Paris, Prince y Blanket. Por desgracia, a pesar de su popularidad y dinero, se sentía el hombre más incomprendido del mundo. Sinceramente, su riqueza y su fama lo sumieron en una muerte temprana, pero nunca en el olvido.

En sus actuaciones en directo, se podría suponer que se utilizaba un grueso maquillaje para cubrir lo que el Rey del Pop intentaba ocultar. Lo cierto es que MJ trataba de ocultar su problema de piel, que era el vitíligo. Incluso le acusaron de racista por blanquearse la piel porque «se avergonzaba de su color, pero la verdad era que MJ tenía vitíligo».

¿Qué es el vitíligo?

El vitíligo es una enfermedad cutánea crónica que se caracteriza por la despigmentación de la piel. La prevalencia es del 0,1 al 2%. Las manifestaciones pueden producirse a cualquier edad. Sin embargo, en la mitad de los pacientes, la enfermedad se manifiesta antes de los 20 años. Las lesiones de vitíligo se observan con frecuencia en zonas expuestas al sol, zonas normalmente hiperpigmentadas y zonas propensas a roces y traumatismos repetidos, sin que se aprecie un enrojecimiento o prurito previo.

Existen varias terapias, dependiendo de la localización y la extensión de las lesiones. Sin embargo, el tratamiento del vitíligo suele ser prolongado, con resultados insatisfactorios, ya que no existen métodos óptimos que conduzcan a la repigmentación completa de las lesiones despigmentadas. Los tratamientos médicos convencionales del vitíligo consisten en agentes tópicos y/o sistemáticos, y terapia ultravioleta.

En los pacientes con vitíligo estable (es decir, que ya no aparecen nuevas lesiones), la falta de terapias médicas eficaces y fiables ha llevado al desarrollo de opciones de tratamiento quirúrgico. La enfermedad se desarrolla de forma gradual o rápida en unos meses y luego se detiene.

Lo que hay que saber sobre el vitíligo

– La edad a la que los pacientes notan por primera vez los signos del vitíligo varía. Los más afectados son los pacientes de 19 a 30 años (26 por ciento), luego los de 13 a 18 años (20 por ciento) y los de más de 60 años son los menos (uno por ciento).

– Las zonas en las que aparece por primera vez el vitíligo son la cabeza, el cuello, la cara, los labios, la mano, el pie, el codo, la rodilla, la ingle, los genitales, el tronco, la axila, el brazo, la pierna y las membranas mucosas (por ejemplo, el interior de la boca y la nariz). La mayoría de los pacientes (94,1%) están afectados en una zona del cuerpo, y el 5,9% en más de dos.

– Entre los posibles factores desencadenantes del vitíligo se encuentran la angustia emocional, los daños físicos en la piel, el embarazo o el parto, un efecto secundario de un medicamento, un producto cosmético o capilar, un desodorante o un perfume, las quemaduras solares o la exposición prolongada al sol, la exposición a productos de caucho o materiales peligrosos y la vacunación. La mayoría de los pacientes (88,5 por ciento) elige una causa, mientras que el 8,1 por ciento elige dos o tres causas. Más del 50 por ciento de los pacientes opinan que el malestar emocional es uno de los factores que provocan su vitíligo.

– Al considerar si su vitíligo había estado activo recientemente, el 46,3 por ciento de los pacientes consideraba que su enfermedad se había extendido activamente en el último mes o dos, y el otro 53,7 por ciento de los pacientes consideraba que la enfermedad había estado estable durante más de tres meses.

– En cuanto a la pregunta sobre cómo había progresado el vitíligo anteriormente, el 58,3 por ciento de los pacientes seleccionó un estallido rápido y corto, y luego una propagación limitada; en cambio, el otro 41,7 por ciento eligió una propagación lenta y progresiva durante varios años.

– Antes de que apareciera la mancha blanca, la mayoría de los pacientes (83,7 por ciento) no había tenido ningún síntoma en la piel y el 16,3 por ciento informó de picor o enrojecimiento de la piel.

La piel tiene tres capas: la epidermis, la dermis y el subcutis. Los melanocitos epidérmicos, las células productoras de pigmento, se encuentran en la base de la epidermis, dentro de los queratinocitos (que son todas las células de la piel). La proporción entre melanocitos y queratinocitos en la piel sana es de 1:36.

Los queratinocitos cambian rápidamente en la piel, migrando de la base a la parte superior de la epidermis a medida que envejecen y «se desprenden» en la superficie; en general, este cambio dura 28 días en los adultos sanos.

Los melanocitos, por el contrario, viven muchos años, pero tienen una capacidad mucho menor de multiplicarse y renovarse en comparación con los queratinocitos. Los melanocitos también existen en la raíz del folículo piloso y son los responsables de dar el color al cabello y a la piel.

La dermis, la capa de la piel situada debajo de la epidermis, está formada principalmente por colágeno, tejido elástico y fibras reticulares, junto con algunos nervios y glándulas especializados. La base del folículo piloso también está incrustada en esta capa. Parte del folículo piloso forma una protuberancia, una región llamada «nicho». Dentro del nicho hay células madre parcialmente diferenciadas: células inmaduras que, dadas las condiciones adecuadas, pueden activarse para convertirse en varios tipos de células.

El vitíligo es un trastorno cutáneo en el que los melanocitos de la capa basal de la piel están dañados o completamente destruidos. Esta pérdida de la función de los melanocitos es lo que provoca la despigmentación de la piel, que generalmente se produce en forma de manchas o lesiones.

Las células madre de los melanocitos pueden activarse y, con la estimulación adecuada, son capaces de madurar hasta convertirse en melanocitos plenamente funcionales dentro de la epidermis. A pesar de los importantes esfuerzos de investigación realizados en los últimos años, las vías e interacciones responsables de la activación y migración de las células madre melanocíticas aún no se conocen por completo. Lo que se sabe es que la expresión de varios genes, en respuesta a la luz ultravioleta, conduce a la producción de varios factores, que desempeñan un papel fundamental en la activación de las células madre. Inicialmente, las células madre se dividen y algunas comienzan a madurar, formando melanoblastos (células intermedias precursoras de los melanocitos adultos). Con una estimulación continuada, los melanoblastos se desarrollan y diferencian aún más, migrando a la epidermis, donde se convierten en melanocitos productores de pigmento plenamente funcionales.

Así es como funciona Regenera Activa. No sólo trata los problemas de calvicie, sino también el vitíligo.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
duena restaurante vacaciones

La dueña de un restaurante es elogiada por gastar 200 mil pesos para irse de vacaciones con sus empleados

chocolate

Chocolate, lo que le pasa a nuestro cuerpo si lo comemos todos los días