El «padre más orgulloso del mundo» celebra a su hija con síndrome de Down que acaba de graduarse en la universidad

erndi3exyaetc51
El "padre más orgulloso del mundo" celebra a su hija con síndrome de Down que acaba de graduarse en la universidad

Graduarse en la universidad requiere mucho trabajo, compromiso y determinación y no es para todo el mundo. Pero para muchas personas es incluso una opción que les fue arrebatada incluso antes de tener la oportunidad de elegir ese camino, un padre demuestra ser el más orgulloso del mundo, pues celebra a su hija con síndrome de down, que finalizó sus estudios universitarios.

El «padre más orgulloso del mundo» celebra a su hija con síndrome de Down que acaba de graduarse en la universidad

El motivo puede ser problemas económicos o, en algunos casos, una discapacidad, pero un padre muy orgulloso se aseguró de que la discapacidad de su hija no le impidiera cumplir su deseo y graduarse en la universidad.

Rachel, la hija de Jay Handlin, tiene síndrome de Down, un problema que afecta a uno de cada 700 niños en Estados Unidos. Sin embargo, este talentoso joven de 24 años se graduó en Bellas Artes en el California Institute of Arts.

Llegar al mundo académico es un verdadero reto para los que nacen diferentes. Los obstáculos son mayores, sobre todo cuando se trata de la percepción que tienen los demás de lo que puedes conseguir cuando eres diferente.

Pero a Jay Handlin no le importaba nada de eso.

A su hija le apasiona el arte desde muy pequeña y quería estudiar Bellas Artes. Los padres de Rachel se dieron cuenta de su gran interés por el arte cuando la llevaron a visitar uno de los mayores museos del mundo.

La primera vez que la llevamos al Museo de Orsay, Rachel estaba en brazos de Laura y nos dirigimos a la galería de Van Gogh. Fue como si una descarga eléctrica recorriera el cuerpo de Rachel, tuvo una reacción física instantánea y muy positiva», dijo el padre Jay a People.

Así que sus padres han alimentado esta pasión suya durante toda su vida, cuando Rachel estaba en noveno curso, le regalaron una cámara Nikon por su cumpleaños, con la que pudo practicar su pasión por la fotografía. A continuación, comenzó a asistir al curso de fotografía de la escuela para crear un portafolio para la universidad.

«Teníamos claro que había algo único en el punto de vista de Rachel«, dice Jay sobre las fotos que hizo su hija. «Las imágenes realmente te impactan. No eran el tipo de fotos que haría una persona normal».

Cuando se graduó en el instituto, se matriculó en la universidad, convirtiéndose en la primera estudiante con síndrome de Down que asistía a la universidad. Vivía en un piso fuera del campus con su madre para poder concentrarse en sus estudios sin las distracciones de vivir de forma independiente. Se graduó gracias a su determinación y trabajo duro, junto con el apoyo infalible de sus padres.

Cuando Rachel consiguió su deseo, su padre Jay quiso decirle al mundo lo orgulloso que estaba de ella, al publicar una foto de su hija en Twitter, el padre de 61 años escribió: «Esta es mi hija, Rachel Handlin. En la actualidad, se ha licenciado en Bellas Artes en el curso de fotografía y medios de comunicación del prestigioso Instituto de Bellas Artes de California, Rachel tiene síndrome de Down, soy oficialmente el padre más orgulloso del planeta. Intenta decirme lo contrario».

Su tuit se hizo viral porque muchas personas felicitaron a su hija y compartieron anécdotas similares sobre sus familiares con síndrome de Down: «Es un cálculo muy aproximado, pero de todas las personas con síndrome de Down que hay en el mundo, las que tienen un título universitario son literalmente una entre un millón», agregó Jay a People.

«Y esto no se debe a que sólo uno entre un millón pueda tener éxito, pero porque ese uno entre un millón son los que tienen familias que no quieren negar un futuro a sus hijos, que han luchado contra el juicio, las bajas expectativas y el sistema y de alguna manera han conseguido ganar.»

Rachel tiene mucho por delante y muestra su talento en su página de Instagram, donde recientemente anunció que presentaría su primer cortometraje a un festival de cine online. Sus padres esperan que la joven no sólo sea una inspiración para otras personas con síndrome de Down, sino que también ayude a los padres a darse cuenta de que esta barrera se puede superar.

«Nos gustaría que todo el mundo que tenga síndrome de Down, o un hijo, nieto o amigo con síndrome de Down o que haya recibido un diagnóstico prenatal, entienda lo que es posible», explicó Jay: «Que entiendan que estas personas son personas completas con un amplio abanico de capacidades y potencialidades. Gente que merece la pena, gente interesante, inteligente, creativa, con talento, divertida, compleja y sorprendente».

«Que entiendan que, si se les dan las oportunidades, pueden conseguir grandes cosas», agregó Jay. «Merecen ser miembros de pleno derecho de nuestra sociedad, con carreras y familias, y que tengan todo lo que tienen y merecen también otros».

Tanto Rachel como sus padres merecen un gran elogio, no podemos estar más contentos por esta joven y no podemos esperar a ver lo que hace después.

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
elon musk

‘Mi primogénito murió en mis brazos’: el emotivo correo electrónico de Elon Musk al padre de la víctima del accidente de Tesla

carmen sánchez

La historia de Carmen, atacada con ácido por su ex pareja hace siete años: aún no tiene justicia