El día de su boda no hubo vestido ni fotógrafo, así que abuelos recrearon el momento 77 años después

Frankie y Royce King los abuelos que celebraron su boda 77 años después

Cuando Frankie King se casó con su novio del instituto, Royce, en 1944, ni siquiera tuvo tiempo de conseguir un vestido de novia, y mucho menos un fotógrafo. La pareja tenía apenas unos días para planificar su boda porque Royce sólo tenía un permiso de dos días antes de salir corriendo al extranjero para su despliegue militar.

Por esto, los abuelos Frankie y Royce King logran recrear su boda 77 años después.

La historia de la boda

«Estaba destinado como teniente en las Fuerzas Aéreas… acababa de obtener sus alas de piloto», dijo su hija, Sue Bilodeau, a CBS News.

«Tuvo un breve permiso. Llevaban unos seis meses comprometidos, así que decidieron celebrar una boda antes de que él fuera desplegado en el extranjero.»

Una vez que Royce obtuvo su permiso de dos días, regresó a su pequeña ciudad de Oelwein, Iowa, y se casó con el amor de su vida antes de ir a luchar en la Segunda Guerra Mundial.

Durante las siguientes siete décadas, la pareja crio dos hijos y compartió 77 felices años de matrimonio.

celebraron su boda 77 años después

En la actualidad, Frankie y Royce siguen viviendo en Oelwein y son atendidos por una enfermera de cuidados paliativos que trabaja para el hospicio St. El día de su 77º aniversario de boda, el 16 de septiembre, la enfermera preguntó a Frankie, de 97 años, si tenía alguna fotografía del día de su boda.

«Y mamá dijo: ‘Bueno, no tenemos ninguna foto porque en realidad no teníamos fotógrafo ese día'», cuenta Sue.

La idea de recrear la boda

La enfermera tomó entonces cartas en el asunto y trabajó con los demás miembros del personal del Hospicio St. Croix para recrear el día de la boda de Frankie y Royce. Esta vez, se aseguraron de que Frankie se vistiera con un hermoso vestido de novia.

Para recrear el día de su boda, Frankie se vistió con un vestido de época de los años 40, mientras que Royce, de 98 años, se puso el uniforme de las Fuerzas Aéreas, el mismo que llevaba cuando se casó con su mujer hace siete décadas.

Sue ayudó a su madre a ponerse el vestido de novia y dijo: «… Fue muy dulce y conmovedor ver cómo se miraba a sí misma con el vestido. Agregó: ‘¿Debo ponerme las gafas o no? Ese día no tenía gafas’. Y yo le dije: ‘Ponte las gafas, estás preciosa así'».

Fuera, en el patio trasero, ese día soleado, Royce esperaba a su novia y tenía un pañuelo sobre los ojos para la «primera mirada».

«Le dijeron: ‘¿Estás listo para ver a tu novia?’ y le quitaron la venda», contó Sue a TODAY. «Tuvo la mayor sonrisa el resto del día. Fue increíble».

abuelos logran recrear su boda
Los miembros del personal del hospicio también estaban encantados de organizar algo tan emotivo para la pareja de ancianos. «¿Cómo no tener una sensación de emoción abrumadora?», dijo el director general del hospicio St. Croix, Heath Bartness.

«La conectividad que uno casi siente al ser parte de esto, y al pensar en lo que fue la primera vez en la Segunda Guerra Mundial, y lo significativa y emotiva que fue esta segunda oportunidad de hacer esto. Hay un sentimiento abrumador de orgullo no sólo por la empresa y lo que hizo la organización, sino más bien como un acto de humanidad».

Inmensamente agradecida por ver recreado el día de la boda de sus padres, Sue dijo a CBS News: «Algo que se puede extraer de esta historia es que han pasado por muchas cosas, como cualquier persona, año tras año. Y a través de las luchas y los buenos momentos, han logrado encontrar una manera de poner su amor y devoción por encima de todo lo demás para que funcione».

LEA TAMBIÉN:

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
como perros y gatos

Un perro obliga a un gato a posar para una foto familiar

yelelogs foca

Una foca rescatada está tan emocionada por celebrar su 32º cumpleaños que se queda dormida sobre su tarta