Cultura chinchorro: Chile, donde los habitantes viven rodeados de las momias más antiguas del mundo

cultura chinchorro

Las momias chinchorro se documentaron por primera vez en 1917 por Max Uhle, un arqueólogo alemán, quien encontró unos cuerpos conservados en una playa. Se conoce como Cultura chinchorro, donde los habitantes de Chile están acostumbrados a vivir rodeados de estas momias.

Cultura chinchorro: Chile, donde los habitantes viven rodeados de las momias

Después de un estudio la datación por radiocarbono determinó que las momias tenían más de 7.000 años, es decir 2.000 años más que las momias egipcias.

Cultura chinchorro

  • Cultura precerámica que perduró desde el 7.000 hasta el 1.500 a.

    C.

  • Pescadores y cazadores-recolectores sedentarios
  • Vivieron en lo que ahora es el extremo norte de Chile y el sur de Perú.
  • Momificaron a sus muertos de una manera sofisticada y evocadora.
  • Se cree que la momificación comenzó como una forma de mantener vivos los recuerdos de los muertos.

Bernardo Arriaza, antropólogo experto en la cultura chinchorro, explica que esta momificación es intencional, esto significa que utilizaron prácticas mortuorias para conservar los cuerpos en lugar de dejar que se momifiquen naturalmente en el clima seco.

Haciendo pequeñas incisiones en el cuerpo, se extraían los órganos y se secaban las cavidades mientras se arrancaba la piel, explica Arriaza.

Luego, rellenaban el cuerpo con fibras naturales y palos para mantenerlos rectos y usaban cañas para coser la piel. También, colocaban cabello negro espeso sobre la cabeza de la momia mientras cubrían su rostro con arcilla.

Se pintaba el cuerpo color rojo o negro utilizando pigmentos de minerales como ocre, manganeso y óxido de hierro.

En Chile viven con los muertos

Los lugareños aprendieron a vivir junto a los restos de cientos de momias encontradas en Arica, están acostumbrados a descubrir restos humanos durante obras de construcción o que un perro olfatee y desentierre partes de una momia es algo que han experimentado generaciones de pobladores locales.

«A veces los vecinos nos cuentan historias de cómo los niños usaban las calaveras para hacer balones de fútbol y les quitaban la ropa a las momias, pero ahora saben que deben informarnos cuando encuentran algo y dejarlo en paz», dice la arqueóloga Janinna Campos Fuentes.

Hoy en día, hay una pequeña parte de las 300 momias chinchorro en exhibición, se encuentran alojadas en el Museo Arqueológico San Miguel de Azapa.

LEA TAMBIÉN

Paraguay: un adolescente asfixia a su hermano de 2 años porque «vio lo que no debía»

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
glass 3081015 1280

Tendencia: a un hombre su padre lo encontró maquillado y esta fue su reacción

mariam nabatanzi

La mujer más fértil del mundo: tiene 40 años y 45 hijos, esta es su historia