Andrea Miranda se infectó dos veces con Covid-19 en 40 días

andra miranda con covid

Andrea Miranda, influencer argentina de 34 años, decidió compartir su experiencia de haberse infectado dos veces con el coronavirus en tan solo 40 días y es que según lo que le dijeron los médicos que la atendieron, pudo haber contraído dos variantes diferentes.

Aquí los detalles.

Andrea Miranda se infectó dos veces con Covid-19 en 40 días

En una publicación dentro de su Instagram, Andrea dijo que tiene su esquema de vacunación completo con dos dosis de AstraZeneca, hace yoga, no fuma, entrena tres veces a la semana, anda en bicicleta los fines de semana y en términos generales No es un paciente de riesgo.

Sin embargo, asegura que la primera vez lo pasó mal pero «dentro de lo leve», pues tuvo fiebre, tos severa, congestión y debilidad que nunca había sentido.

Lamentablemente, esa primera vez con Covid-19 ocurrió en un mal momento, porque había salido de Río de Janeiro con su novio a pasar unos días y no pudo salir; en una entrevista para Clarín, la influencer asegura que la fiebre superó los 40 grados y que no podía dormir por la tos.

Con el paso de los días se sintió mejor, pero aún así sintió que caminar la agotaba demasiado. Al regresar a Argentina, intentó continuar con su vida normal pero no pudo; no podía salir con su bicicleta, le costaba hacer ejercicio, se sentía débil y no podía entrenar.

«Esa tos es diferente a las demás»: Andrea sobre su segunda infección de Covid-19

Las semanas avanzaron y un buen día mientras cubría a un compañero de trabajo que también estaba infectado tuvo un ataque de tos y asegura que lo reconoció inmediatamente, era la misma tos de Brasil.

«Pedí que no fuera ‘esa’ tos, es diferente a las dempas, una sensación extraña. Pero al día siguiente empeoró y me dolía la cabeza», dijo.

Se convirtió en una prueba de PCR y así, solo 40 días después de su primera vez con el coronavirus, volvió a dar positivo. Ahí empezó de nuevo la fiebre y, aunque ya no tenía tos, su estado empeoró por la falta de aire y la sensación de asfixia, como ella misma describe.

«Practico yoga, sé cómo controlar mi respiración. Y se me fue de las manos, mis pul ones no se llenaban. Fue algo que nunca habia sentido en mi vida: asfixia, falta de aire», agregó.

Por desgracia, los hospitales estaban desbordados y no podían atenderla. Llamó a los servicios de emergencia por la mañana y casi 18 horas después fue que pudieron ir a verla. Los médicos tuvieron que darle corticoides para abrirle los pulmones Y aunque seguía sin poder respirar bien, su oxigenación mejoró.

«Me han explicado que la doble infección es más compleja pra los pulmones y que pudo haberme afectado así, pero no dejo de pensar en que hubiera pasado si no me hubiera vacunado», concluyó.

Según explicó el médico que siguió su caso, tuvo una infección de las vías respiratorias altas y, como pasó tan poco tiempo entre un positivo y otro, los pulmones nunca se recuperaron. También le dijeron que presentaba signos de estar infectado con dos variantes diferentes.

Una oportunidad para «volver a respirar»

Destacó que, a pesar del terrible momento, todo fue más fácil gracias a su familia y amigos. También aprovechó para agradecer al personal sanitario de Jujuy, localidad argentina en la que se encuentra aislada tras su segunda infección por coronavirus.

«Y si todo esto me sirvió para algo, fue para bajar mil cambios y realmente, volver a respirar», dijo.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
nieta cumpel el sueno de abuena

Una nieta cumple el sueño de su abuela de 94 años y la lleva a ver el mar: «Te quiero más allá del infinito»

antartida y apendice

Un pueblo exige que todos los residentes se quiten el apéndice