Agnieszka fallece a los 37 años con un feto muerto en su vientre porque el aborto es ilegal

la mujer de polonia que murio

La mujer esperaba gemelos y los médicos se negaron a interrumpir el embarazo. El hospital se defiende: «Había una oportunidad de salvar al otro gemelo».

Agnieszka fallece a los 37 años con un feto muerto en su vientre porque el aborto es ilegal en Polonia

La mujer esperaba gemelos y los médicos se negaron a interrumpir el embarazo. El hospital se defiende: «Había una oportunidad de salvar al otro gemelo».

Debido a complicaciones, había perdido uno de los gemelos que iba a dar a luz, pero durante días siguió llevando el feto muerto porque «no se permitía la extracción, ya que la ley en Polonia prohíbe estrictamente el aborto», y finalmente la mujer de 37 años murió.

El terrible episodio fue denunciado por la familia de la víctima, Agnieszka T., que ahora ha acusado abiertamente a los médicos del hospital provincial especializado de Częstochowa, donde la mujer ingresó a finales de diciembre y finalmente murió el 25 de enero.

Según los familiares, la mujer había llegado al hospital con dolores de estómago y vómitos, pero luego su estado empeoró y el 23 de diciembre murió uno de los dos niños que llevaba. En ese momento, los médicos se negaron supuestamente a interrumpir el embarazo porque el aborto está prohibido en Polonia, obligando a la mujer a cargar con el feto muerto durante días.

«Esperaron a que las funciones vitales del otro gemelo cesaran espontáneamente», explicó su familia. Los familiares de Agnieszka afirman que cargó con un bebé muerto durante los seis días siguientes, hasta el 29 de diciembre, cuando su segundo hijo también murió.

Sólo dos días después los médicos extrajeron los dos fetos, pero para entonces el estado de la mujer se había deteriorado aún más, hasta el punto de que tuvo que ser trasladada a neurología, donde sufrió un paro cardíaco y murió. Para sus familiares, una infección contraída como consecuencia de los retrasos fue fatal.

El hospital rechaza esta reconstrucción y afirma que sólo esperó porque el otro niño podría haberse salvado. «El comportamiento de los médicos no estuvo influenciado por nada más que por consideraciones médicas encaminadas a atender a la paciente y a sus hijos», explicó el hospital, y añadió: «Había una posibilidad de salvar al segundo hijo. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de los médicos, el otro feto también murió. En ese momento se tomó inmediatamente la decisión de interrumpir el embarazo. Los médicos iniciaron el procedimiento de expulsión que duró dos días».

Según el hospital, la mujer se deterioró súbitamente tras la expulsión de los fetos, presentando problemas pulmonares y respiratorios, así como una grave respuesta inflamatoria, y también fue intubada.

La prueba de Covid-19 posterior demostró que había sido infectada por coronavirus, al que había dado negativo en su ingreso. El caso ha sido investigado por la fiscalía local.

LEA TAMBIÉN

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
gato fredie mercurie

Una gata con bigote que «se parece a Freddie Mercury» está cautivando a la gente

lluvia de iguanas

Alerta meteorológica por lluvia de reptiles